El peligroso atractivo del narco

Los protagonistas de 'Fariña'./L. P
Los protagonistas de 'Fariña'. / L. P

El éxito de la serie 'Fariña' revalida la fascinación #por los traficantes por parte del cine y la televisión

«El único Escobar que conocemos es Manolo», soltaba el mejor amigo de Sito Miñanco en el primer episodio de 'Fariña'. La mejor serie española del año gracias a su verismo y a un reparto en estado de gracia -coincide la crítica- ha resucitado la atención por el narcotráfico gallego. Antena 3 adelantó el estreno de 'Fariña' después de que un juez ordenara el secuestro del libro del periodista Nacho Carretero en que se basa, que va por la undécima edición. Ahora, Netflix la acaba de incorporar a su catálogo haciéndola disponible a 125 millones de suscriptores en más de 190 países. La ficción vuelve a lograr ponerse de actualidad después de que la policía española haya detenido este miércoles a Manuel Charlín.

Los narcos están de moda. Pablo Escobar es un icono pop que aparece en camisetas y Sito Miñanco casi lleva el mismo camino. «'Fariña' ha hecho que media España quiera ser Sito Miñanco», lamentaba el magistrado José Antonio Vázquez Taín en un Foro de Procuradores celebrado en Madrid. El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña tuvo como primer destino Villagarcía de Arosa en 1999. En cinco años incautó 50.000 kilos de cocaína.

LA SERIE DEL AÑO

Netflix
acaba de incorporarla a su catálogo
'Fariña'

adapta el libro del periodista coruñés Nacho Carretero. Antena 3 adelantó el estreno de la serie coincidiendo con el secuestro judicial

«Detuvimos a casi todos los narcos y registramos sus casas», recuerda. «Descubrí que los Ferraris no tenían seguro y que el Pazo Bayón, el gran emblema de Laureaño Oubiña, por dentro está sin terminar porque no le llegó el dinero. Nunca ha conseguido dormir en él». Vázquez Taín barrunta que Oubiña estará encantado con 'Fariña': «Le encanta salir, ser el foco de atención. Cumplió seis condenas enteras sin solicitar ningún tipo de beneficio penitenciario erigiéndose en paladín de no sé qué ». En cambio, los narcos actuales, apunta el juez, no están tan contentos con la serie. «A los traficantes que no son egocéntricos 'Fariña' les ha hecho muchísimo daño, están tremendamente enfadados con ese resurgir». Vázquez Taín se felicita por el «trabajo didáctico» hecho después de tantos años. «La sociedad gallega ha entendido que el dinero lícito -del Albariño, el turismo, la construcción- provoca mejor bienestar que el ilícito. Y está mejor distribuido».

600 euros al día

Hace casi 30 años, Baltasar Garzón fue el instructor de la Operación Nécora, que desmanteló las redes del tráfico de cocaína y hachís en Galicia y permitió condenar a gran parte del clan de la droga, entre ellos a Laureano Oubiña, José Manuel Charlín y Marcial Dorado. Todos ellos personajes de 'Fariña'. «Donde el cine pone glamour yo veo dolor, sufrimiento y muerte. Veo víctimas», reflexiona el jurista. «La vida de estos individuos será la que sea, pero desde luego lo imperdonable de estas series y películas es que produzcan admiración hacia el malvado y no lleven al espectador a pensar en las víctimas. Eso es muy grave porque supone un paso más a que en esta batalla contra el crimen organizado por culpa de la indiferencia gane terreno la impunidad».

El narcotraficante Sito Miñanco
El narcotraficante Sito Miñanco / L.P.

Javier Rey es el actor del momento gracias a su composición de Sito Miñanco, que comenzó como contrabandista de cajetillas de Winston en Cambados y acabó como zar de la droga en Galicia. «Yo a Miñanco no le veo como icono», desdice Garzón. «Hombre, la parte peculiar es que, en los años 80, este hombre que entonces era contrabandista de tabaco compro el equipo de su pueblo, el Juventud Cambados, y lo llevo casi a Segunda. Tenía ese aspecto patriarcal de salvador de su localidad. Los vecinos le alababan y le temían. Cuando ya pasó al narcotráfico se convirtió también en verdugo de sus conciudadanos a causa de la acción de la droga, sobre todo entre la juventud. Entonces sí fue un personaje, pero creo que hasta ahí llegó. Ahora es un delincuente sentenciado».

Carmen Avendaño vivió en el barrio Lavadores de Vigo cómo dos de sus hijos, uno de ellos con 15 años, se enganchaban a la heroína. Ella galvanizó a las Madres contra la Droga y plantó cara a los traficantes. Carmen sabe que es un personaje de 'Fariña' (encarnado por la actriz Iolanda Muiños), pero jura que no ha visto la serie. «Los comentarios que me llegan es que Miñanco queda muy bien parado, como un triunfador. Y eso es un peligro», denuncia. «Cuando se pasó del contrabando de rubio americano al hachís, hicieron una encuesta en los colegios de los pueblos de la costa. Y todos los chavales querían ser traficantes, porque los veían con coches espectaculares y chicas guapas».

LAS FRASES

Baltasar Garzón | Exmagistrado de la Audiencia Nacional
«Donde el cine y las series ponen glamour, yo veo dolor, sufrimiento y muerte. Veo víctimas»
José Antonio Vázquez Taín | Juez del Juzgado Penal de A Coruña
«La sociedad gallega ha entendido que el dinero lícito provoca mejor bienestar que el ilícito»
Carmen Avendaño | Madres contra la Droga
«En aquella época hicieron una encuesta en los colegios de los pueblos de la costa. Todos los chavales querían ser traficantes»
Ramón Campos | Productor de 'Fariña'
«Aunque en un principio puedan resultar atractivos, al final#los villanos siempre terminan pagando sus delitos»

Avendaño tuvo que comparecer el pasado julio ante el juez después de que Oubiña la demandara por insinuar que traficó con cocaína. La presidenta de la Fundación Érguete cree que Galicia ya no es la misma que en los tiempos de la serie. «Entonces a los toxicómanos solo se les veía como delincuentes, no como enfermos». El Campo de Gibraltar hoy, apunta, podría ser la Galicia de entonces. «Hay chavales de 14 años que cobran 600 euros al día por vigilar a las patrullas de la Guardia Civil. Esa permisividad al narco se debe al abandono de la zona y la falta de oportunidades laborales».

Ramón Campos, productor de la serie, reivindica que el 99% del equipo, incluido él mismo, es gallego. «En ningún momento nos planteamos 'Fariña' con un ánimo de entretenimiento, como sí hacemos en otras series. Para todos era muy importante ser fieles a una historia que nos ha tocado muy cerca y que tan dura ha sido para Galicia». El responsable de éxitos como 'Velvet' se muestra feliz de que los gallegos repitan las expresiones de 'Fariña' por la calle y de que haya merchandising y visitas a los lugares de rodaje. Niega que su propósito sea mitificar a los narcos. «Contamos el proceso por el cual unos chicos sin relación con el mundo de las drogas terminan siendo los responsables del 80% de la cocaína que entraba en Europa. No hacer ese análisis social y económico habría sido injusto con la historia. Aunque en un principio puedan resultar atractivos, al final los villanos siempre terminan pagando sus delitos».

EN LA PIEL DE LOS CAPOS DE LA DROGA

Pablo Escobar | 'Narcos' y 'Loving Pablo' Asesino e icono pop

El jefe del cártel de Medellín, Pablo Escobar
El jefe del cártel de Medellín, Pablo Escobar / L. P-

Todo empezó con Gabriel García Márquez, que en su crónica-reportaje 'Noticia de un secuestro' convirtió a Pablo Escobar en personaje literario. Después vinieron las tres temporadas de 'Narcos' en Netflix y los anuncios 'divertidos' de la plataforma de internet, como los que colocó en la Puerta del Sol madrileña celebrando la «blanca Navidad» o animando al expresidente Rajoy a «ser fuerte». El delincuente más buscado del planeta a comienzos de los 90 adoptó los rasgos de Javier Bardem en la película de Fernando León 'Loving Pablo' cuando su protagonista ya era un icono pop presente en camisetas y videojuegos.

«La glorificación de su vida está afectando tan negativamente a las nuevas generaciones en el continente que, parte de ellas, han dejado de soñar en positivo para creer que el mundo del narco es lo más cool del momento», lamentaba su hijo mayor Juan Pablo Escobar, que a través de sus libros y su testimonio trata de pedir perdón por los crímenes de su padre y de reconciliarse con las víctimas. Juan Pablo siempre ha jurado que no ha visto un sólo dolar del dinero amasado por el jefe del cártel de Medellín. El pasado 6 de junio, un juez argentino le procesaba junto a la viuda del mito por presunto blanqueo de dinero procedente del narco.

Javier Bardem en la película de Fernando León, 'Loving Pablo'
Javier Bardem en la película de Fernando León, 'Loving Pablo' / L. P.

El Chapo Guzmán | 'EL Chapo' y 'El día que conocí a El Chapo' Un triángulo con Kate del Castillo y Sean Penn

El creador de la primera multinacional de la droga, 'El Chapo' Guzmán
El creador de la primera multinacional de la droga, 'El Chapo' Guzmán / L. P-

Joaquín 'El Chapo' Guzmán vive una pesadilla desde hace dos años. A la espera de juicio en Estados Unidos, pasa 23 horas al día aislado en una celda donde la luz siempre está encendida. Su abogado sostiene que el creador de la primera multinacional de la droga está perdiendo la memoria y se ha vuelto paranoico. La extradición del gran capo del cártel de Sinaloa no sirvió para frenar la violencia en México, más bien lo contrario: el año pasado el país contabilizó 80 asesinatos al día.

A la serie a su mayor gloria, coproducida por Netflix y el canal estadounidense de habla hispana Univisión, se sumó el culebrón también llevado a la pequeña pantalla protagonizado por la actriz mexicana Kate del Castillo, que encandiló al Chapo cuando era el hombre más buscado del planeta. El tercer vértice del triángulo lo formó el actor Sean Penn, que le entrevistó en las montañas de Sinaloa. La excusa era un encuentro para negociar una película sobre su vida, pero El Chapo acabó confesándose ante Penn, que publicó la entrevista en la revista 'Rolling Stone'. «Suministro más heroína, cocaína y marihuana que nadie en el mundo», se ufanaba.

En un paradójico pliegue entre la realidad y la ficción, Sean Penn fue llamado a declarar por el Departamento de Justicia de EE UU. Sus abogados consideran que la declaración de su encuentro proporcionó pistas para capturar al capo.

'El Chapo' Guzmán en la ficción
'El Chapo' Guzmán en la ficción / L. P:

Mohamed Taieb Ahmed | 'El Niño' El Estrecho, territorio sin ley

El narcotraficante, Mohamed Taieb Ahmed
El narcotraficante, Mohamed Taieb Ahmed / L. P.

La opulencia de Sotogrande y los míseros poblados marroquíes; los 5 millones de contenedores que se mueven anualmente en el puerto de Algeciras y las motillos de los chavales que vigilan el desembarco de fardos; el helicóptero Eco Charlie pilotado por el auténtico Luis Bardón -30 años persiguiendo contrabandistas- y planeadoras con tres motores de 250 caballos cuyo depósito cuesta llenar 4.500 euros. En 2005, Daniel Monzón reflejó en 'El Niño' la ruta del hachís en el Estrecho en una de las películas más taquilleras del año. No sospechaba que la situación iba a degenerar tanto en el Campo de Gibraltar, donde los vecinos apedrean a la Guardia Civil y los narcos irrumpen en un hospital para rescatar a uno de los suyos.

'El Niño' enfrentaba a un chaval kamikaze que volaba a 60 nudos (Jesús Castro) y a un policía íntegro que se obsesionaba con darle caza (Luis Tosar). El primero se inspira en un personaje real, Mohamed Taieb Ahmed, alias 'El Nene', aunque la productora lo rechaza. Fue un ídolo para los jóvenes musulmanes de Ceuta en los 80 pilotando lanchas Phantoms y regalando decenas del último modelo de Volkswagen Escarabajo a sus colegas. Convertido en un poderoso capo de la droga, llegó a controlar uno de cada diez kilos de hachís que cruzaban el Estrecho hasta que acabó en la cárcel. Hace cuatro años desapareció en aguas marroquíes en lo que parecía un ajuste de cuentas, aunque la Policía española no está muy convencida. Tenía 39 años.

EL actor Jesús Castro interpretando a 'El Niño'
EL actor Jesús Castro interpretando a 'El Niño' / L. P

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos