Las memorables frases de Groucho Marx que nunca te cansarás de leer

Las memorables frases de Groucho Marx que nunca te cansarás de leer

El líder de los inolvidables Hermanos Marx es considerado como uno de los mejores humoristas de la historia

LP.ESVALENCIA

Tal día como hoy, un 19 de agosto pero de 1977, murió en Los Ángeles Groucho Marx, uno de los grandes genios del humor y la comedia. En realidad se llamaba Julius Henry Marx, nació en Nueva York un 2 de octubre de 1890 y junto a sus hermanos Chico, Harpo y Zeppo lideró los inolvidables Hermanos Marx, que protagonizaron algunas de las películas más divertidas de la historia del cine.

Julius, por sobrenombre Groucho, de grouch, «gruñón» en inglés, se ponía un mostacho postizo muy incómodo y un día decidió quitárselo y pintarse uno con betún, con lo que configuró parte de la iconografía de su personaje; igualmente añadió unos característicos andares gachos que suscitaron la risa cuando los ensayó en el espectáculo y completó su personaje con cejas pobladas, un habano y gafas de metal.

Interpretó habitualmente a un abogado cazadotes de verbo fácil, pícaro, ingenioso y dispuesto a todo por dinero, especialmente a dar un «braguetazo» o boda de conveniencia con una vieja rica (por lo general interpretada por Margaret Dumont). Su humor era especialmente corrosivo, imaginativo, alocado y anarquista, y con sus memorables frases sacó la sonrisa a millones de espectadores. Aquí recordamos algunas de las más memorables citas, muchas de las cuales son ciertas y alguna (como su epitafio) falsamente atribuida:

Las frases de Groucho Marx

«Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.»

«En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.»

«Paren el mundo que me bajo.»

«El matrimonio es la principal causa del divorcio.»

«Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir dónde colgar la ropa.»

«Nunca olvido una cara, pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción.»

«Señora, he pasado una noche estupenda, pero no ha sido esta».

«Perdonen, señores, que no me levante.»: Ampliamente citado como epitafio de Groucho, no es cierto que aparezca en su lápida (del Eden Memorial Park, San Fernando, California), en ella sólo se puede leer su nombre y la fecha de su nacimiento y defunción, así como la Estrella de David.

«Bebo para hacer interesantes a las demás personas.»

«Citadme diciendo que me han citado mal.»

«Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una esposa esperándolos.»

«Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi representante.»

«¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?»: Frase dicha por Chico Marx disfrazado de Groucho en Sopa de ganso.

«Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros»: La atribución de la cita a Groucho se publicó por primera vez en el Legal Times del 7 de febrero de 1983, algunos años después de su fallecimiento.

Groucho Marx y Brooke Hayward.
Groucho Marx y Brooke Hayward.

«Detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer, y detrás de ésta está su esposa.»

«Debo confesar que nací a una edad muy temprana.» (Versión auténtica:« A pesar de que en general ya es cosa sabida, creo que más o menos es el momento de anunciar que nací en una edad muy temprana.»)

«¿Por qué dicen amor cuando quieren decir sexo?»

«Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.»

«Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.»

«Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es que no mejora mucho cuando está sobrio.»

«Durante mis años formativos en el colchón, me entregué a profundas cavilaciones sobre el problema del insomnio. Al comprender que pronto no quedarían ovejas que contar para todos, intento el experimento de contar porciones de oveja en lugar del animal entero.»

«Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna.»

«El matrimonio es una gran institución. Por supuesto si te gusta vivir en una institución.»

«No reírse de nada es de tontos, reírse de todo es de estúpidos.»

«Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota.»

«En mi próxima existencia me gustaría venir al mundo con la brillante inteligencia de Kissinger, la fabulosa apostura de Steve McQueen y el indestructible hígado de Dean Martin.»

«A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca.»

«Estuve tan ocupado escribiendo la crítica que nunca pude sentarme a leer el libro.»

«Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro, quizá esté muy oscuro para leer.»

«Hay muchas cosas en la vida más importantes que el dinero. ¡Pero cuestan tanto!»

«Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.»

«He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso.»

«El secreto de la vida es la honestidad y el trato justo. Si puedes fingir eso, lo tienes hecho»

«Pienso vivir para siempre, o morir intentándolo.»

«Hija, ¿dónde conociste a ese Daniel? ¿En un ascensor? ¿Subía o bajaba? Porque cuando un ascensor baja produce una sensación en el estómago que puede confundirse con el amor.»

«Humor es posiblemente una palabra; la uso constantemente y estoy loco por ella. Algún día averiguaré su significado.»

«Jamás aceptaría pertenecer a un club que admitiera como miembro a alguien como yo.»

«La inteligencia militar es una contradicción en los términos.»

«La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.»

«Lo malo de hacer sugerencias inteligentes es que uno corre el riesgo de que se le asigne para llevarlas a cabo.»

«Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.»

«Me lavaría usted un par de calcetines? Es mi forma de decirle que la amo.»

«Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio.»

«Quiero una jovencita que excite mi vieja libido y haga que mis orejas echen humo.»

«Mi madre adoraba a los niños, ella hubiera dado cualquier cosa si yo hubiese sido uno».

«No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio».

«Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato.»

«No estoy seguro de cómo me convertí en comediante o en actor cómico. Tal vez no lo sea. En cualquier caso me he ganado la vida muy bien haciéndome pasar por uno de ellos durante bastantes años.»

«No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual.»

«¿Por qué estaba yo con esa mujer? Porque me recuerda a usted, de hecho me recuerda a usted más que usted.»

«¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿No? Perdone, por un momento pensé que me había enamorado de usted.»

«La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.»

«No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo».

«Una cita a ciegas puede convertirse en un cerdo con sombrero y un bolso de mujer.»

«Nunca voy a ver películas en las que el pecho del héroe es mayor que el de la heroína.» (Refiriéndose a una película de Victor Mature).

«O ese hombre está muerto o mi reloj se ha parado».

«Yo me he esforzado para llegar de la nada a la pobreza extrema.» (Dicho durante la Gran Depresión de 1929)

«¡Oiga! la próxima vez que lo vea recuérdeme no saludarlo.»

«Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria.»

«¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?»

«¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio? - Amo a mi marido. - A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca.»

«Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Si responde sí, ya sabemos que es un corrupto.»

«Un gato negro cruzando tu camino significa que el animal va a alguna parte.»

«¿Quiere usted casarse conmigo? ¿Es usted rica? Conteste primero a la segunda pregunta.»

«¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación mayor.»

«Siempre me casó un juez: debí haber exigido un jurado.»

«Siempre salgo con dos mujeres. Detesto que las chicas vuelvan a casa solas.»

«Soy tan viejo que recuerdo a Doris Day cuando era virgen.»

«Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro.»

Otras citas y diálogos de películas de Groucho Marx

«Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo.» (Un día en las carreras)

«¡Cavar trincheras! ¡Con nuestros hombres cayendo como moscas! No tenemos tiempo para cavar trincheras. Las tendremos que comprar prefabricadas.» (Sopa de ganso)

«El verdadero amor sólo se presenta una vez en la vida... y luego ya no hay quien se lo quite de encima.» (Servicio de hotel).

«Es usted la mujer más bella que he visto en mi vida, lo cual no dice mucho en su favor.» (El conflicto de los Marx)

«¿Pagar la cuenta? ¡Qué costumbre tan absurda!» (El hotel de los líos)

«Señorita, envíe un ramo de rosas y escriba «Te quiero» al dorso de la cuenta.» (Un día en las carreras)

Sopa de ganso

Personaje 1: ¡Hasta un niño de cinco años sería capaz de entender esto...

Groucho: Rápido, busque a un niño de cinco años, a mí me parece chino.

Una noche en Casablanca

- Caballero: ¡Señor! ¡Esta dama es mi esposa! ¡Debería usted avergonzarse!

- Groucho : Si esta dama es su esposa, es usted el que debería avergonzarse! ()