Vigilancia policial por la paralización de las obras en un IES

La Policía Local de Elche vigilará la entrada y salida de los alumnos del IES de Torrellano para garantizar la seguridad debido a que el inicio de las clases ha coincidido con las obras de refuerzo de la fachada -que sufrió un desprendimiento- paralizadas tras la quiebra de la empresa. El alcalde Carlos González dijo que se han incrementado los controles en el entorno de las instalaciones fuera del horario habitual, se ha reforzado el vallado de seguridad y se han instalado túneles de protección en entradas y salidas del centro. Además, ha pedido a la conselleria que declare de «urgencia» la actuación administrativa para que se pueda producir la licitación para reanudar los trabajos. Debido a la situación entre 10 y 15 alumnos no acudieron ayer por decisión de sus padres.