Uber y Cabify presionan con dejar Valencia a 24 horas de aprobarse el decreto de los VTC

Uber y Cabify presionan con dejar Valencia a 24 horas de aprobarse el decreto de los VTC

Según una encuesta de Unauto, elaborada por Metroscopia, un 60% creen que la regulación del conflicto debería corresponder al Gobierno central

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

Nuevo pulso del sector de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) a la Generalitat Valenciana, ya que plataformas tecnológicas como Uber o Cabify abandonarán la Comunitat si finalmente se aprueba el decreto ley que contempla la precontratacion con un mínimo de 15 minutos, entre otros aspectos.

La previsión es que el pleno del Consell que se se celebrará mañana tenga sobre la mesa la normativa elaborada por la Conselleria de Obras Públicas, pendiente desde el pasado enero cuando se mantuvieron reuniones con los sectores afectados por la llegada de estos nuevos modelos de transporte. Si se da el visto bueno, pasará a la diputación permanente de Les Corts para su convalidación. La semana pasada se hacía público el informe de la Abogacía de la Generalitat que validaba la validez jurídica de la normativa, un aspecto que cuestionó el sector de los VTC.

Fuentes de la patronal Unauto VTC Comunidad Valenciana han confirmado la marcha de estas empresas si el decreto ley mantiene los anunciados 15 minutos, periodo que puede ser ampliado por los ayuntamientos. En este sentido, el de Valencia ya avanzó la intención de extenderlo a una hora.

Asimismo, fuentes de la patronal del sector han recordado que ya anunciaron la intención de dejar de prestar servicio en Valencia en febrero cuando la conselleria anunció las líneas de trabajo de la normativa, que también incluye la prohibición de la geolocalización o de estacionamiento en la vía pública. El abandono también se produjo en Cataluña, con un decreto similar al elaborado en la Comunitat.

El recordatorio de la marcha se produce el mismo día en que se ha hecho pública una encuesta de Unauto, elaborada por Metroscopia, sobre el conflicto entre los VTC y el taxi. Los resultados reflejan que el 67% de los españoles piensan que las autoridades no deberían limitar la aparición de nuevas formas de movilidad como Uber y Cabify o que un 60% creen que la regulación del conflicto debería corresponder al Gobierno central.