Tres ciudadanos persiguen a dos atracadores y ayudan a la policía a detenerlos en Valencia

La víctima del robo, un cocinero y un expolicía venezolano siguieron a los ladrones y llamaron al 092 para informar del itinerario de huida

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Dos propietarios de restaurantes de Valencia y un cocinero persiguieron a dos atracadores y posibilitaron su detención tras llamar al 092 e informar a la policía del itinerario de huida de los delincuentes. Los hechos ocurrieron el sábado por la noche en pleno centro de la ciudad, cuando el dueño de una pizzería sufrió un atraco y decidió seguir a los ladrones que le habían robado unos 500 euros.

Uno de los atracadores se quedó en la puerta para vigilar por si acudía la policía. El otro entró en el restaurante con un cuchillo en la mano y una braga en la cara que le tapaba la cara. Tras amenazar con el cuchillo al propietario de la pizzería, el delincuente cogió todos los billetes que había en la caja registradora y mandó a la víctima que se tirara al suelo. Luego salió corriendo para huir con su compinche por la calle de los Venerables.

El dueño del restaurante se levantó, empezó a gritar y siguió a los ladrones. El expolicía venezolano Antonio G., que regenta un bar cercano, y el cocinero del establecimiento asaltado se unieron a la persecución hasta la plaza de Nápoles y Sicilia, sin que los atracadores se percataran de que los seguían, y vieron cómo los delincuentes entraban poco después en el portal de un edificio para cambiarse las camisetas que vestían.

Sin perderlos de vista, Antonio llamó con su móvil a la sala del 092 para informar a la policía del itinerario de huida de los ladrones. «Los seguimos a cierta distancia y desde la acera de enfrente para que no nos vieran. Yo decía a la policía las calles por donde pasábamos mientras venían las patrullas y así pudimos cercarlos», afirmó el expolicía.

«Cuando llegamos a la plaza del Patriarca vimos incluso cómo se felicitaban por el atraco, y luego continuaron andando hacia la calle Colón mientras yo seguía hablando con la policía», explicó Antonio. Pocos segundos después, tres patrullas de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS) de la Policía Local de Valencia llegaron a la calle Colón y dieron el alto a los dos ladrones, que salieron corriendo otra vez.

Los agentes lograron alcanzarlos tras una corta persecución y los detuvieron por un delito de robo con intimidación. Tras cachearlos, los policías les intervinieron 235 euros, un cuchillo, dos guantes y un pasamontañas. El arma fue hallada en una mochila que uno de los delincuentes arrojó al suelo durante la huida.

Los policías locales felicitaron a los tres ciudadanos y trasladaron a los detenidos a la Inspección Central de Guardia (ICG) en el complejo de Zapadores. «Dejé mi país para huir de la violencia y ahora veo que en España también hay mucho delito», manifestó el expolicía venezolano.

La Policía Nacional investiga ahora si los individuos arrestados han cometido más atracos en las últimas semanas. Los detenidos residen en Burjassot y Valencia y tienen antecedentes delictivos, según informaron fuentes policiales.

 

Fotos

Vídeos