El temporal se ceba con La Goleta de Tavernes y acaba con los 1.800 metros de arena aportados en abril

Playa de La Goleta de Tavernes este viernes. /LP
Playa de La Goleta de Tavernes este viernes. / LP

Xeraco extrae agua de caminos para evitar inundaciones en campos y Almiserà cierra uno de sus accesos tras quedar anegado por la crecida del río Vernissa

ÓSCAR DE LA DUEÑA

El temporal se ha cebado con la playa de La Goleta de Tavernes. Las embestidas del mar se han recrudecido en la madrugada de este viernes y han puesto a esta franja del litoral en una situación crítica.

La playa vallera «ha perdido ya los 1.800 metros cúbicos de arena que Demarcación de Costas aportó el pasado mes de abril», ha indicado el concejal Josep Llácer.

El edil ha precisado que estos últimos días «la situación ha ido a peor». «Los daños son en La Goleta, donde esta noche se han recrudecido los efectos del fuerte oleaje», ha remarcado.

El concejal ha explicado que este viernes la playa ha amanecido con «menos arena». «Habrá perdido un par de metros más, eso significa que hemos perdido toda la aportación de antes del verano».

Llàcer ha comentado que los principales daños en la Valldigna se centran en la playa, ya que en el casco urbano no se ha pasado de 40 litros por metro cuadrado.

En Xeraco se han puesto en marcha las turbinas para desaguar algunos caminos del marjal, para evitar que el agua de acumulada llegue a parcelas y dañe los cultivos.

En Almiserà el gobierno local se ha visto obligado a cerrar uno de los caminos que dan acceso a esta población, ya que la crecida del río Vernissa, afluente del Serpis, lo ha anegado.

En Ador fue necesaria la actuación de técnicos municipales en las urbanizaciones de Montecorona y el Collao, donde agentes de Policía Local y empleados públicos retiraron cerca de una decena de árboles derribados por el viento. En ambos residenciales se advirtió de la peligrosidad de transitar por algunos caminos.