La Comunitat necesita 18.000 nuevas plazas en residencias para mayores para la próxima década

Dos personas mayores, en un parque./
Dos personas mayores, en un parque.

Las empresas apuntan que «sin una colaboración público privada ni un marco jurídico estable será imposible alcanzar ese objetivo«

D. G.Valencia

Aerte, la asociación empresarial de residencias y servicios de atención a personas dependientes de la Comunitat, ha celebrado esta mañana en Valencia su asamblea general ordinaria con la presencia de unas 125 personas. En el encuentro, los especialistas han planteado el déficit de plazas que tiene nuestra comunidad autónoma. «Para igualar la media española, necesitaríamos crear 18.000 plazas nuevas residenciales en diez años; pero tenemos necesidad, además, de manera inmediata de centros de día para mayores, residencias de discapacidad y centros de atención a mujeres» indicó José María Toro, presidente de Aerte. Sin embargo, «sin una colaboración público privada estratégica, ni un marco jurídico estable, será imposible alcanzar ese objetivo», añadió.

Según los medios especializados, de las 25.000 plazas nuevas previstas a nivel nacional en los próximos años, sólo se sitúan en la Comunitat unas 2.000, lo que supone un 8% del total. Este ritmo no permitiría alcanzar el número necesario de plazas y un número importante de personas podrían no contar con el servicio necesario. «Debemos ofrecer servicios adaptados a las necesidades de cada persona desarrollando los servicios de promoción de la autonomía, la ayuda a domicilio, los centros de día, las viviendas tuteladas, alojamientos alternativos y desarrollar aún más base tecnológica como complemento a la atención residencial, pero garantizando siempre la atención profesional» afirmó el presidente de Aerte.

En la Asamblea, cuya apertura fue realizada por la Secretaria Autonómica de Servicios Sociales Helena Ferrando, se presentó el informe 'Soluciones al Caos de la Dependencia' encargado por Ceaps, la asociación patronal más representativa de España, que refleja la gran diferencia que se produce en la atención que se da en cada una de las comunidades autónomas a las personas en situación de dependencia. «Hay que llegar a una financiación del 2% del PIB, como en los países más avanzados, para asegurar la mejor atención e igualar las diferencias entre los distintos territorios», explicó.

Posteriormente, se celebró una mesa redonda en la que participaron representantes de los distintos grupos políticos de Les Corts en las que pudieron plantear las propuestas de cada formación en esta materia para las próximas elecciones.

La asamblea ha sido clausurada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que reconoció en su intervención el papel de las entidades de Aerte como colchón compensatorio de las deficiencias públicas que se produjeron en su momento. «Esto demuestra que miran por las personas y no sólo por la cuenta de resultados» citó textualmente. También destacó el papel de la colaboración público privada en el sector y la necesidad de integrar las nuevas herramientas tecnológicas aplicables.

En el encuentro también ha estado presente Salvador Navarro, presidente de la CEV, y la secretaria autonómica de Hacienda, María José Mira, que han querido mostrar su apoyo a las entidades que trabajan en la atención a personas en situación de dependencia.