184 radares vigilarán las carreteras de la Comunitat durante la operación retorno

Tráfico dispone de dispositivos para controlar el uso del cinturón de seguridad y drones que pueden multar al instante

IVÁN GÓMEZVALENCIA.

La Comunitat está en el podium de comunidades autónomas con más vigilancia de radares de todo el territorio nacional. Un total de 184 dispositivos distribuidas por todas las vías interurbanas tratarán de controlar el tráfico durante la operación retorno, que empieza hoy a las 15 horas.

Los radares no estarán solos. 144 cámaras de vigilancia estarán operativas para que todo lo ocurrido en las carreteras quede documentado. Cabe destacar las 26 cámaras instaladas en la A-7, una de las vías con más accidentes mortales.

El dispositivo de control de tráfico en la Comunitat cuenta además con las tecnologías más avanzadas de toda España. A los 75 radares fijos, 84 móviles y tres de tramo hay que sumarles los 22 radares de cinturón, unas cámaras que apuntan directamente al asiento del conductor para comprobar que éste lleva puesto el citado elemento de seguridad. Hay nueve en Valencia, ocho en Castellón y cinco en Alicante, y todos están situados en vías interurbanas.

Una de las últimas novedades son los 'velolaser', muy difíciles de detectar

Una de las últimas novedades en cuanto a radares de la DGT son los 'velolaser', que controlan los excesos de velocidad en la carretera. Actualmente hay 58 operativos y su gran ventaja es que se trata de elementos pequeños, de solo tres kilogramos, y son móviles, por lo que su localización es muy complicada. Además funcionan de manera autónoma. Varios foros de internet han tratado de localizar y hacer públicas las localizaciones de estos novedosos aparatos y, que se sepa, actualmente en la Comunitat hay dos en Valencia y uno en Alicante. Concretamente, en Valencia están en la ronda sur, a la altura del cementerio de Campanar, y en la calle La Cañada de Paterna, mientras que en Alicante se encuentra en una calle de Novelda regulada a 50 kilómetros por hora.

Además de toda esta vigilancia, la DGT dispone de 11 drones que pueden alcanzar los 80 kilómetros por hora y soportar temperaturas extremas. Tienen una autonomía de 20 minutos, pueden alcanzar los 120 metros de altura, tienen un radio de 500 metros y tres de estos dispositivos fueron certificados por el Centro Español de Metrología y pueden multar al instante.

En los próximos meses la idea de la DGT es implantar otros 20 drones para sobrevolar las carreteras españolas. Son la 'competencia' de los doce helicópteros Pegasus que rastrearán las carreteras de todo el territorio nacional durante la operación retorno.