Protestas en las oposiciones de Correos al no poder examinarse un centenar de candidatos

Agolpamiento de candidatos en las oposiciones de Sanidad. / LP

El sindicato CSIF recoge quejas por la escasez de accesos y la insuficiente información y señalización para la prueba de celador en los campus de Vera y Tarongers

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Un centenar de personas no pudo realizar hoy el examen de las oposiciones de Correos en Valencia al cerrar las aulas los responsables de la prueba unos 40 minutos antes de la hora anunciada para el comienzo de la misma. El incidente generó un gran revuelo en la Facultad de Filología, donde los afectados protestaron y abuchearon con gritos a los examinadores.

«No es normal que cierren las aulas a la hora que quieran sin haber avisado del horario. Apuntamos nuestros nombres y números de teléfono para luego presentar una reclamación, pero no nos dieron ninguna copia. Su explicación fue que no podían hacer copias para tantos», explicó uno de los opositores que no pudo realizar el examen.

Los afectados mostraron sus quejas de forma airada por la desinformación en los horarios de la convocatoria, ya que estaba previsto que los aspirantes empezaran a realizar el examen a las 10 de la mañana tras comenzar una hora antes el llamamiento de los candidatos, según la web de Correos, pero en las bases de las oposiciones no se informó del horario del cierre de las aulas.

Tras las protestas de los afectados, un responsable de Correos explicó a los candidatos que no pudieron presentarse a la prueba que propondrá a la dirección de la empresa pública la posibilidad de que este centenar de aspirantes pueda examinarse en una segunda convocatoria.

Debido al gran número de personas convocadas para realizar el examen, la avenida de Blasco Ibáñez se colapsó por el tráfico y algunos conductores estacionaron sus vehículos en doble fila y hasta en los jardines. Según informó un portavoz de Correos, «miles de candidatos realizaron el examen en los horarios estipulados en la convocatoria». El llamamiento de los aspirantes comenzó a las nueve de la mañana, tal y como se informó a los opositores, y «una minoría que no cumple con los requisitos de la convocatoria no debe perjudicar los derechos de los demás», añadió la misma fuente.

Unos 11.000 candidatos estaba previsto que realizaran el examen para obtener los empleos ofertados. La prueba se realizó en las facultades de Filología, Geografía e Historia y en diversos aularios de la avenida de Blasco Ibáñez. En la Comunitat Valenciana, Correos ofrece 219 puestos de trabajo en las categorías de reparto motorizado y a pie, clasificación y atención al cliente. El examen se realizó de forma simultánea en el campus de Blasco Ibáñez y en la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Otras 31.000 personas estaban convocadas hoy para optar a 424 plazas (306 de turno libre y 118 de promoción interna) de la categoría de celador en la Comunitat Valenciana. Por provincias, 18.166 aspirantes son de Valencia, 10.263 de Alicante y 3.499 de Castellón. Las oposiciones de Sanidad se realizaron en los aularios del campus de Tarongers de la Universitat de València y en las escuelas técnicas superiores del campus de Vera de la Universitat Politécnica de València.

El sindicato CSIF recogió quejas esta mañana de opositores referentes a la escasez de accesos abiertos y la insuficiente información y señalización de la ubicación de las aulas de incidencias, según informó Dolly Prunés, vicepresidenta del área sanitaria del CSIF en la Comunitat Valenciana. Los problemas para acceder a las aulas causaron colas y agolpamiento de personas poco antes de que comenzara la prueba.