Una protesta en Valencia defiende la supervivencia del Amazonas: «No podemos respirar sin los pulmones de la Tierra»

Manifestación esta mañana en Valencia./EFE
Manifestación esta mañana en Valencia. / EFE

Un centenar de personas han criticado las políticas ecológicas de Bolsonaro

EUROPA PRESSValencia

Una protesta celebrada este viernes en Valencia ante el Consulado de Brasil ha defendido la «supervivencia» del Amazonas y de todo su ecosistema y ha reclamado la finalización de la «destrucción» de este entorno natural.

Así, con lemas como 'Stop destrucción del Amazonas', 'El Amazonas no está en venta', 'La selva no se vende, se defiende', 'Poder respirar debería ser una prioridad' y 'No podemos respirar sin los pulmones de la Tierra' han rechazado las políticas que el gobierno brasileño aplica en este entorno.

En la concentración, impulsada por el colectivo Fridays for Future Juventud por el clima de Valencia, ha participado alrededor de un centenar de personas, entre ellas representantes de otras entidades y responsables políticos como el concejal de Movilidad Sostenible y de Playas de Valencia, Giuseppe Grezzi.

«Fridays for Future en València se concentra ante el Consulado de Brasil porque por parte del gobierno de Brasil se están llevando a cabo por la protección del medio ambiente unas políticas que llaman ambientales pero que no lo son y que se basan en destruir el Amazonas y en acabar con todo lo que puede ser el futuro de Brasil y de todo el mundo», ha expuesto la portavoz de este colectivo, Ana Calahorrano.

Así, ha asegurado que «el Amazonas es un ecosistema que produce el 20 por ciento del oxígeno para todo el mundo» y ha resaltado, en consecuencia, que su destrucción «no es un tema que solo afecte a Brasil» sino una cuestión «incumbe a todo el mundo».

Calahorrano ha comentado que se prevé que a la concentración de este viernes se sumen «en unas semanas más acciones», teniendo en cuenta «la gravedad» de la situación que vive el Amazonas. «La gravedad del asunto va a llevarnos a convocar más veces y a juntarnos con otros colectivos que también están preocupados por el Amazonas», ha apuntado.

Preguntada por las acciones que se pueden llevar a cabo en España para paliar los problemas que amenazan al Amazonas y su entorno, la portavoz de Fridays for Future ha considerado que estos «se empiezan a solucionar parando las políticas destructivas que está llevando a cabo el gobierno --del presidente de Brasil, Jair-- Bolsonaro».

«Desde España ayudaría mucho repensar cómo estamos consumiendo y a qué tipo de empresas estamos ayudando porque si estamos apoyando empresas que están destruyendo el Amazonas, de alguna manera estamos legitimando y financiando esto y contribuyendo a su destrucción», ha agregado. Asimismo, ha instado a «encontrar grupos locales de activistas que estén protestando por lo mismo» para «juntar fuerzas y hacernos oír todos».

«Repensar nuestro consumo»

Calahorrando ha comentado que «la deforestación del Amazonas se debe principalmente a los cultivos de soja para alimentar ganado y criar animales que luego son convertidos en comida» y ha subrayado que «todos deberíamos repensar nuestro consumo y hábitos alimentarios para no contribuir a la destrucción de los ecosistemas y del Amazonas en concreto».

Por su parte, el concejal de Movilidad Sostenible y Playas ha expresado el «apoyo» del Ayuntamiento de València a la movilización impulsada este viernes por Fridays for Future y ha advertido del «reto fundamental» que se tiene frente a la situación que vive el Amazonas y el resto de la Tierra.

«Estamos al borde del colapso. La situación que se ha generado en Brasil, por muy lejana que nos parezca, es una situación gravísima porque todo lo que se quema allí lo padecemos aquí con el incremento vertiginoso de los efectos del cambio climático», ha manifestado el edil.

«Terrorismo ambiental»

Igualmente, Grezzi ha considerado que «hay una relación directa entre lo que ha hecho el presidente Bolsonaro para alentar la transformación agrícola y la destrucción del Amazonas y las quemas incontroladas que se están haciendo» y ha afirmado que «estamos ante terrorismo ambiental».

Tras ello, el responsable municipal ha resaltado que «la ONU debería intervenir y tomar partido llevando a Bolsonaro ante el Tribunal Penal Internacional porque se está destruyendo un patrimonio que no es solo de Brasil sino de toda la humanidad», además de destacar las consecuencias del cambio climático y del deterioro del planeta.

«Tenemos que tomar partido. Tenemos que hacer fuerza porque esto debe cambiar. Debe haber un cambio rápido de tendencia con todo lo que está pasando», ha declarado Giuseppe Grezzi, que ha opinado que es también «fundamental» que asuntos como la situación que vive Brasil se incluyan en la reunión del G-7.

«Se tendría que hablar como primer tema, tendría que abrir todos los informativos. Ha pasado en Siberia, está pasando en el Amazonas y con el deshielo. Dejemos de guerras entre países y hagamos una verdadera alianza para cambiar la ruta en la que estamos, que nos lleva al colapso y a la destrucción», ha agregado el concejal.