Perfil de la soledad en Valencia: mujer viuda y pobre

Una mujer, pidiendo limosna en Alicante, en una imagen de archivo./Á. D.
Una mujer, pidiendo limosna en Alicante, en una imagen de archivo. / Á. D.

Hombres separados, personas en riesgo de exclusión social y las que tienen diversidad funcional o situación de dependencia son los otros perfiles de la soledad en Valencia

EUROPA PRESSValencia

El perfil mayoritario de la soledad en la ciudad de Valencia es el de mujeres viudas y con pocos recursos económicos, según lo revelan los primeros estudios del proyecto Healthy Loneliness, que desarrolla Las Naves con el Instituto Ítaca Sabien de la Universitat Politècnica de València. A este grupo se le suman otros como el de los hombres separados, personas en riesgo de exclusión social y aquellas con diversidad funcional o situación de dependencia.

El proyecto europeo Healthy Loneliness analiza, detecta y pondrá en marcha iniciativas para afrontar la soledad en Valencia y ha extraído su radiografía, centrada en las causas y los perfiles de quienes la sufren, según ha informado el centro de innovación en un comunicado.

El estudio es fruto de la celebración hace unos meses de varios talleres en Las Naves del Ayuntamiento de València, en los que durante dos días, personas mayores, agentes procedentes de ámbitos como el sanitario, ONGs, servicios sociales o representantes de colectivos, participaron para identificar «entornos, causas, consecuencias y necesidades para hacer frente a la soledad».

El objetivo del proyecto Healthy Loneliness es «aumentar la autoestima de las personas mayores y que éstas tengan un envejecimiento activo y saludable». La investigación hasta ahora se ha centrado en detectar las causas, los entornos, las situaciones y sentimientos asociados a la soledad de estas personas mayores en la ciudad.

Durante dos días del pasado marzo se celebraron en Las Naves varios talleres de co-creación, en los que participaron personas mayores y representantes de colectivos de la ciudad como Cruz Roja, Amics de la Gent Major, Cáritas, entidades dedicadas a la atención de personas mayores como Atenzia, Gesmed o Iniciativa Social Integral, técnicos en Servicios Sociales de barrios como Natzaret, Orriols y el Cabañal, así como profesionales diversos de la sanidad pública, que dieron pie a la elaboración de la primera radiografía de la soledad.

Causas y colectivos afectados

En esta radiografía se ha podido ver que el sector de la población «más vulnerable» a la soledad lo ocupan mayoritariamente mujeres viudas con pocos recursos económicos. A este perfil se le suma otros como el de los hombres separados, personas en riesgo de exclusión social y aquellas con diversidad funcional o situación de dependencia.

En cuanto a las causas, la principal, de carácter transversal, es que esta soledad se consecuencia directa de un sistema -el capitalista actual- en el que las personas «son valoradas por su capacidad de producir». Otras se ubican en el «desarraigo familiar, la capacidad adquisitiva de las personas, en el machismo, en la brecha digital, los niveles educativos e incluso en las barreras arquitectónicas de la propia vivienda y de la ciudad».

Consecuencias

La soledad tiene un «evidentísimo impacto social y en la salud física y psicológica de quien la sufre». Según ha apuntado el centro de innovación, la lista «es larga y va desde trastornos del sueño, hasta hipertensión, dolencias cardiovasculares, ansiedad, depresión, abandono de la higiene personal, malnutrición, conductas adictivas, etc».

La radiografía también se detiene en los momentos en los que las personas que sufren la soledad la sienten en «mayor grado»: las horas de comida, la tarde como antesala de la noche, y la propia noche, «que es donde surgen los miedos, inseguridades, la desprotección y el sentimiento de abandono». También son remarcables otras épocas del año, aquellas relacionadas con la compañía familiar y social como son las fiestas de Navidad o el verano.

Nueva fase

Después de este primer estudio, el proyecto Healthy Loneliness entra ahora en una nueva fase en la que impulsará recursos y propuestas que eviten y combatan el impacto de la soledad y aislamiento social, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Entre las primeras propuestas que están trabajándose, se encuentran estrategias colaborativas de detección con la familia, el vecindario y el personal sanitario, de servicios sociales y de ayuda domiciliaria, que están en contacto «más frecuente, continuado, directo e incluso, íntimo con las personas que viven solas». Además, también se desarrollarán talleres grupales para abordar las causas directas de la soledad.

Ahora se ha diseñado una infografía que muestra el contenido de estos primeros análisis sobre la soledad en nuestra ciudad y se repartirá en las diversas actividades que se celebren.

En València, tomando los datos de la Oficina de Estadística del Ayuntamiento, hay 43.124 personas mayores de 64 años que viven solas -un 5,4 por ciento de la población total de la ciudad-, de las que el 76,2% son mujeres. También de la cifra total de personas que están solas, un 36% son mujeres de más de 79 años. Por distritos, se concentran mayoritariamente en los distritos de l'Olivereta, Extramurs, Poblats Marítims y Quatre Carreres.