«Mi obligación era quedarme aquí y así lo he hecho»

Francisco Esteban tiene la mirada firme y decidida. A sus 80 años tiene claro cuál era su deber: «Mi obligación era quedarme aquí y salvar lo que pudiera de mi casa y así lo hecho. Muchos, incluido el alcalde, intentaron convencerme para que me fuera, pero yo les dije a todos que no». Él, junto a su hijo, fue de los pocos vecinos que han permanecido en su vivienda durante todo este episodio. «En mi casa entró medio metro de agua y afectó a todos los muebles de la planta baja», explica mientras una máquina limpia la calle.