Los VTC tendrán que notificar sus viajes a partir del 1 de abril

Los VTC tendrán que notificar sus viajes a partir del 1 de abril
EFE

Fomento crea un registro público para controlar que los servicios se ajusten a la legalidad

I. DOMINGOValencia

Plataformas como Uber y Cabify o cualquier otra empresa que preste los servicios de vehículos de alquiler con conductor (VTC) tendrán que dar cuenta de sus viajes a partir del 1 de abril, fecha en que el Ministerio de Fomento pondrá en funcionamiento un registro electrónico por el que los VTC estarán obligados a notificar sus movimientos.

Así lo ha anunciado hoy el departamento que dirige José Luis Ábalos tras publicarse la resolución de la Dirección General de Transporte Terrestre en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Con esta medida el Gobierno pretende garantizar que los VTC cumplen con los requisitos fijados por ley, es decir, que la contratación se realiza de forma previa, no recogen pasajeros en la vía pública y los servicios se prestan de forma mayoritaria (80%) en la comunidad autónoma en la que se obtuvo la licencia.

El registro está en pruebas desde febrero y la previsión inicial de Fomento era que hubiese estado operativo el 1 de marzo. Su creación se contemplaba en un decreto aprobado en diciembre de 2017. Cuando se anunció su entrada en servicio, el ministerio avanzó que los dos primeros meses serían informativos. Además, ha ido paralelo a la tramitación de las normativas regulatorias de las comunidades autónomas, como es el caso del decreto-ley que prepara la Comunitat Valenciana.

Con su puesta en funcionamiento, los titulares de licencias de VTC deberán informar de cada viaje que realicen detallando el lugar y la fecha en que se contrata, cuándo y dónde comienza y acaba el servicio, además de la matrícula del vehículo que lo realiza.

Sanciones

Las sanciones a las que se enfrentan en caso de no cumplir las características recogidas en la ley oscilan entre los 100 (no llevar la documentación) y los 300 euros (recogida de clientes en la calle), según contempla la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT).

Sobre la entrada en servicio del registro de Fomento, la patronal Unauto en la Comunitat se ha mostrado partidaria de su creación pero consideró precipitada su puesta en funcionamiento al no haber realizado todavía pruebas. Su presidente, Ricardo González, ha explicado que permitirá eliminar la hoja de ruta en papel y «se verá que operamos con total legalidad».

Por su parte, el presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunidad Valenciana, Fernando del Molino, se ha mostrado «esperanzado» de que «por fin se puede controlar a los VTC» y ha confiado en la que inspección haga su trabajo ante el temor de que este tipo de vehículos eluda los controles.

Mientras, la presidenta de la Plataforma de Afectados por la Ley del Taxi, Isabel Segura, ha calificado de «buena» la resolución publicada en el BOE pero ha apuntado que «si no hay inspectores para salir a controlar, poco se podrá hacer». En este sentido, Segura ha recordado la denuncia que realizó este colectivo en Fallas cuando alertaron de la presencia de vehículos VTC procedentes de otras comunidades y que recogían a clientes en la calle.