Conductores atrapados, clases suspendidas y municipios cubiertos de blanco

Conductores atrapados, clases suspendidas y municipios cubiertos de blanco

La ola de frío azota localidades de ocho comarcas y Xàbia acumula 73 litros por las lluvias

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Conductores atrapados, clases suspendidas y carreteras cortadas. La ola de frío y nieve que azota a España tuvo ayer estas consecuencias en la Comunitat. Tras una noche de lluvias persistentes, la gélida madrugada transformó gotas en copos. La cota de nieve descendió a 500 metros y las nevadas cubrieron numerosas poblaciones de montaña de ocho comarcas: la Costera, la Vall d’Albaida, l’Alcoià, el Comtat, l’Alt Vinalopó, l’Alacantí, la Marina Alta y la Marina Baixa. Y mañana hay neuvas alertas ante nevadas que se esperan en el interior norte de Valencia y Castellón.

Carreteras cortadas el sábado

La nieve mantiene cortadas al tráfico la carretera CV-657, entre los kilómetros 2 y 8, a la altura del municipio de Fontanars dels Alforins (Valencia), y la CV-778, en los kilómetros 0 al 11, en la localidad de Relleu (Alicante), según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT).

La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat ha informado de que para hoy se prevén rachas de viento que superarán los 80 kilómetros por hora en el interior y litoral norte de Castellón, y temperaturas máximas en ascenso, que podrían mejorar la situación de las carreteras afectadas ayer por la nieve.

Emergencias ha alertado y recomendado mucha precaución ante el temporal de nieve previsto para mañana domingo en el interior de las provincias de Valencia y Castellón, y ha establecido la "emergencia situación 0" del Procedimiento de Actuación Frente al Riesgo de Nevadas y se ha informado a los municipios afectados para que adopten las medidas preventivas.

Esta situación afecta al interior de las comarcas de La Costera y La Vall d'Albaida, en la provincia de Valencia; y a las comarcas El Comtat, L'Alcoià y L'Alt Vinalopó, en la provincia de Alicante.

También ha decretado preemergencia por placas de hielo en la red viaria del interior norte de Castellón, y en esta circunstancia extraordinaria, se recomienda evitar circular por las carreteras afectadas y mucha precaución si se transitara, además de seguir los consejos de conducir con las luces puestas, reducir la distancia de seguridad y utilizar cadenas.

La situación de ayer

A primera hora de la mañana, la nieve era persistente en el interior norte de Alicante y el sur de Valencia. Algunos se confiaron y, pese a las advertencias, emplearon sus vehículos para acabar atrapados en carreteras impracticables.

Sobre 9.30 horas, primera alarma. El ocupante de una furgoneta telefoneó al 112 al verse rodeado por la nieve y sin cadenas. Emergencias, a su vez, trasladó el aviso a los bomberos de la Diputación de Alicante. Fue en la CV-752, carretera que enlaza Tàrbena con Castell de Castells, en la Marina. Una máquina quitanieves y bomberos de Dénia intervinieron para auxiliar al conductor. Su vehículo fue remolcado por seguridad hasta una vía segura.

Poco después, nueva emergencia en la carretera de Agres a Alfafara. Sobre las 11 horas, los bomberos se movilizaron para el salvamento de 15 vehículos bloqueados. Ante el nivel de las nevadas, la Generalitat decretó emergencia situación cero en el interior de La Costera y la Vall d’Albaida, en la provincia de Valencia. También en las comarcas alicantinas de El Comtat, l’Alcoià y l’Alt Vinalopó. Esta calificación se produce cuando es necesaria la retirada de nieve o hielo para facilitar el paso de vehículos.

Tráfico estableció cuatro cortes en la circulación para evitar accidentes o situaciones de peligro, todos ellos en vías secundarias. En concreto, se interrumpió la circulación entre los kilómetros 2 y 8 de la carretera CV-657, en Fontanars dels Aforins.

También fue preciso cortar un tramo de la CV-758 a su paso por Relleu, entre el kilómetro 36 y 23. Tampoco se pudo circular por la CV-794, que une Bocairent y Alcoi por la Sierra de Mariola, también quedó impracticable, al igual que la CV-785 a su paso por Benifallim.

Además, la DGT aconsejó el uso de cadenas para circular en vías de Benasau, Alcoi, Confrides o Castell de Castells. Se sumaron avisos especiales para una veintena de vías de la región por nieve o hielo. En algunos tramos se limitó el paso de camiones y en otros los paneles insistían en extremar la precaución.

Más información

En la Vall d’Alcalà también cuajó la nieve y algunos caminos quedaron intransitables. El ayuntamiento permaneció cerrado y también su hotel. Algunos estudiantes del municipio, los que acuden al instituto de Muro, fueron a clase con normalidad, pero los más pequeño, que se desplazan a Planes, se quedaron en el pueblo. También hubo que suspender clases en Benilloba, Torremanzanas, el CRA Mariola-Benicadell, Tàrbena y Benifato.

La Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana anunció ayer la suspensión de los partidos de fútbol previstos para el fin de semana en Alcoi. La localidad también cierra sus instalaciones deportivas durante este fin de semana.

Montañas de blanco

Más allá de emergencias, suspensiones y problemas viales, la nieve cubrió de blanco sierras y montañas para acaparar miradas, visitas de vecinos y fotografías. Amaneció con esta estampa la cima del Cabezo d’Or, en l’Alacantí. Y se repitió en Aitana, Mariola y numerosos puertos de montaña como la Font Roja o La Carrasqueta. Los copos también cuajaron y cubrieron el terreno en la parte más alta de la Vall de Laguar y en las cumbres de la Vall d’Ebo. El blanco coronó igualmente la sierra de Bèrnia y localidades costeras como Altea o Alicante vieron un inusual fondo nevado en su horizonte.

Ya en la provincia de Valencia, en la Safor, una considerable nevada obligó a cerrar el acceso a la cima del Mondúver desde La Drova, en Barx. Había riesgo ante la llegada de vecinos que querían admirar el paisaje de cerca. También nevó en Villalonga, en la cima del Circ de la Safor y en el paraje de la Llacuna. Ante el riesgo, se cortó la carretera entre Villalona y l’Orxa.

Según fuentes de Renfe, los trenes no se vieron afectados en la Comunitat. Sólo un Alvia procedente de Gijón y con destino a la Comunitat sufrió un retraso de casi una hora por las condiciones climáticas en el norte del país.

Las lluvias fueron especialmente persistentes en la Marina. En Xàbia se alcanzaron los 73 litros por metro cuadrado. Cerca de 64 litros cayeron en Xaló y 55 en Benigembla. También son reseñables los registros de l’Adzúbia, Murla o Pego. En Castellón, el protagonista fueron las fuertes rachas en el litoral. El termómetro descendió hasta -3 grados en la Pobla de Benifassà y en la región no superó los 14 grados.

La nieve cubre de blanco las montañas de la Safor y corta una carretera en Villalonga

La Llacuna
La Llacuna

 

Fotos

Vídeos