Las últimas lluvias dejan a Montanejos sin red telefónica y wifi desde el martes

Cuadro eléctrico de Montanejos, sin funcionamiento/LP
Cuadro eléctrico de Montanejos, sin funcionamiento / LP

El municipio recupera la comunicación tras tres días sin servicio | Las fuertes precipitaciones afectaron al cuadro eléctrico de la localidad, que celebra sus fiestas el sábado y acogerá a más de 6.000 personas

ALEJANDRO MARTÍ

Las tromba de agua que sufrió Montanejos durante la madrugada del martes ha tenido consecuencias en el día a día de sus habitantes. Y es que la lluvia afectó al cuadro eléctrico del municipio, por el que circulan todas las redes de telefonía fija y wifi de la localidad castellonense. Al parecer, durante los últimos seis meses era costumbre que el armario eléctrico se mantuviera entreabierto, por lo que tras la fuerte tormenta que tuvo lugar el martes una de las placas por las que circulan todas las líneas del pueblo se vio perjudicada y dejó de funcionar.

Tras tres días de desconexión en el pueblo, este jueves por la tarde se puso punto y final al problema. Y es que la placa afectada era antigua y encontrar una igual en el mercado se antojaba complicado. Sin embargo, alrededor de las 17 horas del jueves Telefónica consiguió reparar la placa y devolver a los ciudadanos de la localidad la red telefónica fija y el wifi.

La situación se estaba volviendo alarmante con la apertura de las fiestas del municipio a la vuelta de la esquina. Comienzan este sábado por la noche y está previsto que la población se dispara durante la semana, pasando de 600 habitantes a 6.000 o 7.000. El alcalde de Montanejos, Miguel Sandalinas, asegura que «era incomprensible lo que estaba pasando», ya que «somos el pueblo más importante del interior de Castellón, tenemos seis hoteles, un camping, varias casas rurales, pero no teníamos wifi». Además, Sandalinas critica que «Telefónica no optara por cambiar la placa afectada antes si era antigua y no tenían de repuesto, y que dejará siempre el cuadro eléctrico abierto».

El cuadro de la luz de la localidad, pendiente de reparación.
El cuadro de la luz de la localidad, pendiente de reparación. / LP

El sector hostelero ha podido respirar aliviado al conocer la noticia. Y es que se estaba viendo especialmente perjudicado en unas fechas claves para el negocio. Jorge Soler, gerente del hotel Xauen, afirma que «estuvimos 24 horas sin wifi ni teléfono fijo hasta que decidimos conectar las llamadas a un móvil, la situación seguía igual, pero al menos nos pudimos apañar». Valentín Collado, gerente del hotel Rosaleda del Mijares, apunta que ha sido «un problema muy gordo». Y es que asegura que «perdimos aproximadamente el 50% de las llamadas, ya que de las cuatro líneas que tenemos conectadas al fijo sólo podíamos atender una porque desviamos las llamadas a un móvil». Además, el problema se trasladaba también a la página web de los hoteles ya que «no podíamos actualizar los datos de la habitaciones disponibles ni las reservas», como apunta Collado.

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, también instó en un comunicado a Telefónica la necesidad de restablecer «de forma inmediata» los servicios de telefonía fija e Internet, ya que «es necesario que la compañía tenga en cuenta las necesidades de los pueblos de interior porque los servicios de internet son claves para afrontar la despoblación».