Carreteras de Valencia, Alicante y Castellón que reducen el límite de velocidad a 90 km/h

Carreteras de Valencia, Alicante y Castellón que reducen el límite de velocidad a 90 km/h

EFEVALENCIA

A partir del martes 29 de enero de 2019, la velocidad máxima permitida para circular será de 90 kilómetros por hora en las siguientes carreteras:

Provincia de Valencia: N-332, N-330, N-420 y N-322.

Provincia de Alicante: N-332 y N-340

Provincia de Castellón: N-225, N-232, N-234 y N-340

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha asistido este lunes a la sustitución de la última señal de que quedaba con una limitación de velocidad de 100 kilómetros por hora en una carretera convencional en Valencia, que pasa a 90 km/h.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, se cumple así el Real Decreto del 28 de diciembre, que modifica el Reglamento General de Circulación por el cual se rebaja el límite de velocidad en carreteras convencionales a partir del 29 de febrero a 90 kilómetros por hora.

En el acto, Fulgencio ha indicado que, como señalan todos los estudios internacionales, «una menor velocidad implica una menor lesividad en caso de accidente, más en las carreteras convencionales donde la velocidad está detrás de un número importante de las salidas de la vía».

Según los datos ofrecidos por el delegado, el 66 % de los accidentes mortales de la Comunitat en 2018 se registró en carreteras convencionales y la velocidad inadecuada fue causa concurrente en uno de cada cinco de los siniestros.

De esta forma, perdieron la vida 87 personas por accidente de tráfico en vías convencionales, 39 en Valencia, 27 en Alicante y 21 en Castellón.

Asimismo, Fulgencio ha explicado que las salidas de vía provocadas por exceso de velocidad siguen siendo el accidente mortal más frecuente en vías interurbanas con 43 accidentes mortales registrados en 2018, un 34 % del total.

Paralelamente, el 20 % de los accidentes mortales en 2018 en la Comunitat fue por choque frontal, en la mayor parte de los casos por ocupación del carril contrario al entrar en una curva con exceso de velocidad.

El total de señales sustituidas ha sido de 175 con un coste de 32.000 euros y por provincias, se ha actuado en Valencia en las carreteras N-332, N-330, N-420 y N-322.

Respecto a la provincia de Alicante, se han visto afectadas las carreteras N-332 y N-340, y en Castellón se han sustituido en las carreteras N-225, N-232, N-234 y N-340