«Vamos descalzos e indocumentados. Nos hemos llevado un buen susto»

Javier y Marta Timoner en Yakarta./LP
Javier y Marta Timoner en Yakarta. / LP

Dos jóvenes valencianos se ven afectados por el fuerte seísmo que golpea la isla de Lombok en Indonesia

J. MOLANO

Dos jóvenes valencianos se vieron afectados este domingo por el fuerte seísmo que golpeó la isla de Lombok en Indonesia. Los estudiantes, que se encontraban en el lugar realizando labores de voluntariado, tuvieron que ser reubicados en una zona segura tras el accidente. La sacudida provocó al menos 91 fallecidos y decenas de heridos. Se produjo justo una semana después del violento temblor de tierra en el mismo lugar que causó la muerte a 16 personas y provocó que 355 resultaran heridas.

Un terremoto de magnitud 7 sacudió la turística isla de Lombok, en la zona central de Indonesia, sin que las autoridades informaran inicialmente de víctimas o daños. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el hipocentro a 10 kilómetros de profundidad y 2,4 kilómetros al este de Loloan, una localidad en el norte de la isla. Algo alejados del lugar, en la costa oeste de Lombok, se encontraban realizando labores de voluntariado dos valencianos, Javier y Marta Timoner, hermanos de 21 y 23 años, respectivamente, que a raíz de lo ocurrido tuvieron que ser trasladados hasta una zona segura, lejos del mar, ante el aviso de tsunami que dieron las autoridades. Una alerta que fue retirada unas horas más tarde.

Desde Cooperating Volunteers, la empresa que gestiona el viaje solidario de dos semanas de Javier y Marta, al que también se sumaron una joven madrileña y otra de Irún, aseguran que la situación está bajo control y que la vida de todos ellos no corre peligro. Durante la mañana de ayer, el encargado de la compañía tuvo que tranquilizar a los padres de los chavales que se mostraron muy preocupados por lo ocurrido. «Los cuatro están bien, han sido trasladados a una zona donde no existe riesgo de desprendimiento en caso de terremoto», señalaron a LAS PROVINCIAS desde la organización.

Consecuencias del terremoto sucedido en Lombok, Indonesia. / Reuters / EFE

«Nos ha pillado muy cerca de Senggigi -el principal centro turístico de la isla-. Allí se ha sentido el temblor. Menos mal que estábamos fuera jugando a las cartas y no bajo techo. En ese momento hemos salido corriendo hacia la carretera y nos hemos sentado en el suelo. Veíamos a la gente correr despavorida. Al principio no encontraba a mi hermano y me preocupé, se había quedado atrás esperando a que llegaran los demás. Vamos descalzos y estamos indocumentados porque nos han evacuado lo más rápido posible. Un voluntario francés va desnudo, solo con la toalla, el terremoto le ha pillado en la ducha», relató Marta a este periódico pocas horas después de que la tierra comenzara a temblar. «Nos decían que había peligro de tsunami y los que estaban allí se dividían entre ir a las montañas, a Mataram o a Praya, localidades del centro de la isla», añadió. «Hay casas derruidas, se aprecian daños en las calles y el tráfico es un caos. Estamos bien, aunque nos hemos llevado un buen susto. Esperemos que todo se calme».

Los jóvenes pasaron la noche en un campo de fútbol a la intemperie, donde aseguran sus familiares que «pasaron miedo» al sentir pequeñas réplicas del terremoto que acabó con la vida de casi un centenar de personas. En la mañana de hoy han sido trasladados al aeropuerto para coger un avión hasta Yakarta y de allí regresar a España «cuanto antes».

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, instó en un comunicado a las comunidades locales a que se alejasen de las playas de Lombok, situada en la región central del archipiélago. Sutopo explicó que el temblor se sintió en las vecinas islas de Bali y Sumbawa y en la provincia de Java Oriental.

Terremotos mortales

La isla de Lombok, dominada por el volcán Rinjani, se encuentra al este de Bali, principal destino turístico de Indonesia. El pasado 29 de julio, 16 personas fallecieron y otras 355 resultaron heridas en un terremoto de magnitud 6,4 y posteriores réplicas en Lombok, dañando cerca de 1.500 edificios.

Indonesia se asienta sobre el llamado «Anillo de Fuego del Pacífico», un área de gran actividad sísmica y volcánica sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

En 2004, un terremoto cerca de la costa noroeste de la isla indonesia de Sumatra generó un tsunami que causó al menos 280.000 muertos en una docena de países bañados por las aguas del océano Índico, la mayoría en Indonesia.

Más noticias