Intentan recuperarse de los millonarios daños

MOIXENT
Los vecinos se afanan 
en limpiar el barro
de sus calles.
/ damián torres
MOIXENT Los vecinos se afanan en limpiar el barro de sus calles. / damián torres

A. TALAVERA

alzira. El barro sigue llenando las calles de Moixent pese a que tanto el consistorio como los vecinos luchan por borrar la huella del temporal y recuperar la normalidad. Una normalidad que tardará en llegar ya que los daños en este municipio son muy elevados: casas inundadas, coches destrozados e infraestructuras en mal estado. El alcalde cifraba en unos tres millones de euros el perjuicio sufrido en la localidad por un temporal histórico.

«Fue muy rápido pero el agua arrasó con todo, no lo habíamos visto jamás», todavía siguen impactados los vecinos por la fuerza del agua.

Moixent mantiene la mayor parte de sus accesos por carretera cortados por la crecida del barranco y del río y porque el temporal ha acabado con parte de algunas calzadas. Por ello, desde el consistorio insisten en que se debe tener precaución por la carretera.

Otro de los municipios de la Costera que ha sufrido los efectos de la DANA ha sido la Font de la Figuera, que sigue recopilando todos los daños producidos por el temporal. A los destrozos en caminos rurales y zonas agrícolas se suman los de los muros de contención de algunas infraestructuras municipales como el campo de fútbol o el cementerio. La consellera de Agricultura, Mireia Mollá, visitó ayer la localidad para valorar los daños mientras que el alcalde, Vicent Muñoz, culpó a Fomento por no solucionar la mala canalización.