Un informe europeo refleja que el corredor reducirá un 30% los tiempos de viaje en tren

Un informe europeo refleja que el corredor reducirá un 30% los tiempos de viaje en tren

El documento analiza el impacto en el medio ambiente, crecimiento y empleo, del que recoge que podrían generarse 157.000 trabajos

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

La mitad de la población española, el 45% del PIB, casi la misma cifra (47%) del tejido productivo, 46% del empleo o el 63% del tráfico de mercancías portuarias. Son algunas de las cifras que representan las cuatro autonomías españolas por las que discurre el corredor mediterráneo (Andalucía, Murcia, Comunitat Valenciana y Cataluña) que, además, ocuparían el 7% puesto de importancia por PIB en Europa.

Unos números que se recuerdan en cada acto reivindicativo del corredor mediterráneo para recordar el impacto de esa infraestructura ferroviaria. Ahora, un nuevo informe de la Unión Europea corrobora «los beneficios» de esta infraestructura para España, como resalta el comisionado del Gobierno para el corredor mediterráneo, Josep Vicent Boira, cuya oficina está trabajando sobre las bases de este documento europeo. Y es que el equipo no sólo tiene como horizonte de trabajo los plazos para la puesta en marcha del corredor, sino también la explotación de los servicios ferroviarios.

El informe de la UE, de más de un centenar de páginas, analiza el impacto de los nueve corredores europeos en aspectos como el crecimiento, el medio ambiente y el empleo. En este caso, por ejemplo, se resalta que los mayores estímulos se generarán en los países atravesados por el eje mediterráneo, donde se calcula que habrá 153.000 trabajos adicionales.

Destaca también la reducción de los tiempos de viaje tanto para los trenes de mercancías como de pasajeros para el año 2030, que es la fecha en que debe estar concluida la red europea, lo que en el caso español supondrá contar con la doble plataforma ferroviaria para todo el litoral (2021 para el tercer carril, según a última fecha dada por el Ministerio de Fomento).

En el caso de los pasajeros, el recorte del tiempo oscila entre el 6,8% del eje atlántico al 30%, de media, para el mediterráneo. En el caso del tráfico de mercancías, el ahorro de tiempo cuando esté finalizada la infraestructura se situará entre un 30 y un 45% de lo que se necesitaba en 2016, según el documento elaborado por la UE, lo que beneficiará especialmente a los puertos.

Esas cifras sitúan al corredor mediterráneo como uno de los más rentables, junto al atlántico y el escandinavo. En cuanto a medio ambiente, la puesta en servicio de los corredores supondrían un ahorro de 71,6 millones de CO2 entre los años 2017 y 2030.

Mientras estos ahorros de tiempo llegan, el más inmediato será el que se produzca cuando entre en funcionamiento la variante de Vandellós, prevista ahora para este verano. La entrada en servicio del tramo ferroviario entre Vandellós y Tarragona reducirá en media hora el viaje en tren a Barcelona, por lo que quedará en 2 horas y 30 minutos.

Por otro lado, una de las últimas adjudicaciones relacionadas con el corredor fue la instalación del tercer carril entre Castellbisbal y Martorell por 64,1 millones a la empresa ACS. El tramo alcanza los once kilómetros de longitud y permitirá la circulación de trenes tanto convencionales como de alta velocidad.