«He tardado 45 minutos en comprar un billete»

Decenas de pasajeros afectados por la huelga, este lunes en la estación del Norte./I. Marsilla
Decenas de pasajeros afectados por la huelga, este lunes en la estación del Norte. / I. Marsilla

La huelga afecta a19 convoyes AVE ylarga distancia y cancela uno de cada cuatro Cercanías en la Comunitat | La suspensión de decenas de trenes por el paro desata el enfado

ALEJANDRO MARTÍ

La huelga afecta a19 convoyes AVE y larga distancia y cancela uno de cada cuatro Cercanías en la Comunitat

Valencia. La huelga convocada por Comisiones Obreras fue muy criticada entre los viajeros habituales de Renfe: «Tengo que esperar 40 minutos para el tren, me lo acaban de cancelar», aseguró una cliente a LAS PROVINCIAS.

Los pasajeros se mostraron indignados ante la falta de información que rodeó a la jornada. Paula, una joven de 21 años que viajaba a Gandia, afirmó que «en la web no pone qué trenes están cancelados». Por otra parte, aseguró que, aunque de costumbre «no suele tener problemas a la hora de coger el tren», ayer fue «un desastre, me cancelaron el viaje y tuve que esperar 30 minutos más». De cara al futuro exigió que «si se hace alguna huelga más, se debería avisar de los trenes que no están disponibles, porque esto no puede ser».

Renfe estableció los servicios mínimos necesarios para garantizar la circulación, con un 75% de los trenes en horas puntas y un 50% en horas valle. No obstante, los principales perjudicados por la situación fueron los trabajadores, que se vieron muy afectados con la cancelación de los viajes. Una usuaria del ferrocarril Valencia-Gandia aseveró que llevaba «una hora y media esperando su viaje» y «por culpa del retraso voy a llegar tarde a la oficina», apuntó. Además, añadió que «ya no son sólo los retrasos de los trenes, es la espera en la estación».

Y es que las largas colas para comprar billetes fueron protagonistas a lo largo del día. «Había una cola inmensa y sólo una ventanilla disponible para el consumidor». Miguel Mayordomo, cliente del convoy dirigido hacia Alcúdia de Crespins, aseguró que tardó «45 minutos en comprar el billete», cuando de normal «en cinco minutos está listo». Otra usuaria explicó que pese a llegar «con tiempo suficiente a la estación» perdió el tren por «la enorme cola que se formó para comprar el ticket».

Trabajadores 'quemados'

CC.OO. justificó la huelga por el «incumplimiento» de las pautas que se habían prometido en el nuevo convenio: «generar empleo, reducir la jornada y aumentar el sueldo». Un empleado de Renfe aseguró a LAS PROVINCIAS que los trabajadores de la empresa están «muy fastidiados». «Trabajamos de lunes a domingo y varios días nos despertamos a las cuatro y media de la mañana para sacar adelante el primer viaje del día», explicó.

Por tanto, ratificó que CC.OO. «tiene derecho a reivindicar el aumento de sueldo y la mejora del horario». Sin embargo, consideró que la solución es «incrementar el personal». Asimismo explicó que «el estado de los trenes y de las vías es lamentable» y desde Renfe «exigen cumplir unos mínimos que son imposibles». También criticó la fecha en la que se produjo esta reivindicación, ya que, aunque el 15 de julio sea un día laborable, «le fastidias las vacaciones a mucha gente y eso tampoco es justo», añadió. Pese a que Renfe informó que sólo un 6% de sus trabajadores secundaron la huelga, CC.OO. cifró el seguimiento en un 70%.

Desde el Ministerio de Fomento, en la resolución de los servicios mínimos, coincidieron en que el 15 de julio «es una fecha de excepcional movimiento de viajeros». El ministerio argumentó que «coincide con la movilidad propia de un lunes laborable y con el final e inicio de la quincena vacacional».

Una de estas afectadas fue Eliza Mtrika. Esta residente en Albacete, natural de Rumanía, acababa de llegar de un viaje en Viena cuando se encontró en la estación con la situación de huelga de los ferrocarriles: «Acabo de llegar, no he dormido nada, estoy esperando al convoy de Albacete y me lo retrasan dos horas más, voy a estar 5 horas esperando».

Además, exigió mayor difusión porque la noticia de la huelga la recibió «a través de mi hija, que me ha llamado». Asimismo, criticó que «la imagen que se ofrece a los turistas es mala», aunque ella ya es experta en este tipo de situaciones: «He estado dos veces en Valencia, la primera me pilló la huelga de taxis y ahora la de trenes», apostilló.

La jornada de paros finalizó a las 23 horas sin incidente alguno. Hoy la frecuencia de trenes volverá a la normalidad.