Gandia ofrece 34 viviendas públicas y privadas para afectados por el incendio

Vivienda en plena zona del incendio de Llutxent./EFE
Vivienda en plena zona del incendio de Llutxent. / EFE

La alcaldesa de la ciudad ha indicado que con estas medidas se espera cubrir la demanda inminente de realojos

EFE

El Ayuntamiento de Gandia ha puesto a disposición de las familias que han perdido su primer hogar a causa del incendio de Llutxent 16 viviendas del parque público y 18 pisos privados y apartamentos de la residencia Visoren.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, quien ha indicado que con estas medidas se espera cubrir la demanda inminente de realojos para acabar con los desalojos provisionales, según un comunicado del Ayuntamiento.

Según Morant, la Junta de Gobierno del Consistorio ha aprobado un acuerdo en base a la ordenanza municipal de vivienda a través del cual se va a asignar de manera directa estos pisos a aquellos ciudadanos que necesiten realojo.

Hasta 30 familias cuyo primer hogar se encuentra en el área afectada por el fuego (Montesol, Montepino y Las Cumbres), podrán acceder a estas viviendas ofertadas.

«Desde el primer momento, el gran horizonte de nuestra gestión ha sido salvaguardar a las personas, atenderlas y darles cobijo», ha expresado la alcaldesa, quien ha recordado que se habilitó el Espai Baladre, desde donde se ha estado coordinando el realojo en hoteles, cámpings, albergues y distintas instalaciones privadas que han ofrecido estos alojamientos.

Sin embargo, la situación a partir de ahora cambia «al no poder contar con las habitaciones de los hoteles debido a que entran en la quincena más importante del turismo en Gandia, por lo que hemos recurrido a nuevas alternativas».

La alcaldesa ha apuntado que se mantienen los tres puntos de información -Casa de la Marquesa, Espai Baladre y rotonda de Marxuquera)- así como la oficina del ayuntamiento, y no se desmantelarán mientras sea necesario.

Morant lanzó un mensaje de ánimo para las familias afectadas. «Está siendo verdaderamente difícil para los vecinos ver cómo han quedado sus casas y el paisaje, pero quiero que sepan que no sólo tienen a toda la ciudad de Gandia de su lado, sino también a muchas ciudades vecinas que nos han brindado su apoyo. Todos compartimos sus sentimientos. Nuestro corazón está con ellos. Son nuestra prioridad».

El incendio, según la alcaldesa, «nos ha dejado un panorama desolador y ha convertido nuestro paisaje en una estampa dantesca e incluso apocalíptica, pero nosotros somos un pueblo valiente que ha demostrado a lo largo de la historia que se levanta con fuerza cuando cae y que las adversidades las afronta con coraje».

Más noticias del incendio de Llutxent

 

Fotos

Vídeos