La demora quirúrgica en el Hospital de la Ribera aumenta tras su reversión

Barceló realiza el balance de los nueve meses de la reversión. / lp
Barceló realiza el balance de los nueve meses de la reversión. / lp

Barceló reconoce la falta de aparcamiento en el centro médico de Alzira y destaca la contratación de 452 profesionales

A. TALAVERA

La lista de espera quirúrgica sigue aumentando en el Hospital de la Ribera después de nueve meses de gestión pública directa. Si en 2015 el año se cerró con una demora de 44 días y en marzo de 2018, último dato del concierto de Ribera Salud, ésta ya llegaba a los 62 días, 2018 ha acabado con un total de 63 días de espera media para los pacientes de este departamento. Una cifra que se ha incrementado en enero en 65 días, sobre todo por las vacaciones de Navidad.

Éste fue uno de los datos que dio ayer la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en el balance de los primeros nueve meses tras la reversión del Departamento de Salud de la Ribera. Pese a que no se han mejorado las cifras que se encontraron en abril de 2018, Barceló destacó que este indicativo se encuentra «muy por debajo de la media de la Comunitat». La Conselleria buscaba reducir esta lista cuando tomó el mando del Hospital de la Ribera y para ello este verano se mantuvo la actividad quirúrgica, tanto de mañana como de tarde, por lo que el número de intervenciones en 2018 se ha incrementado en 633, según destacó la consellera. Sin embargo, la demora, el número de días de media que espera un paciente para ser intervenido, se ha mantenido en cifras similares a antes de la reversión.

La gerente del Departamento de Salud de la Ribera, Isabel González, explicó que esto se debe a que a pesar «de reducir la lista en 869 pacientes, la demora se mantiene porque en el mes de febrero entraron en lista de espera un volumen de pacientes mayor de lo habitual».

El año 2018 se cerró con 63 días de demora quirúrgica pese a efectuar más operaciones en verano

Los de demora quirúrgica no han sido los únicos datos que se han valorado en estos nueve meses. La Conselleria ha incorporado al Departamento de Salud de la Ribera tras la reversión a 452 profesionales, entre ellos, 65 especialistas médicos, 5 pediatras y 12 facultativos de Atención Primaria.

Barceló destacó la importancia del servicio de urgencia que también se ha reforzado con 18 médicos y 16 enfermeros incorporados a los Puntos de Atención Continuada.

La consellera de Sanidad afirmó que la cartera de servicios del hospital se ha incrementado con la creación del servicio de Cirugía Pediátrica además de reforzar con nuevas especialidad algunos centros de salud de la comarca.

«La reversión del Hospital de la Ribera y de su Departamento de Salud ha estado marcada, claramente, por un signo positivo: más inversión, más profesionales, más servicios y más actividad», aseguró Barceló.

Además, la Conselleria de Sanidad ha invertido más de 7,8 millones de euros en el departamento para la adquisición de equipos y la adecuación y mejora de infraestructuras sanitarias. «No solo se ha acometido buena parte de las inversiones anunciadas antes de la reversión, sino que, además, se ha tenido que asumir una serie de inversiones de urgencia, con el fin de paliar graves deficiencias heredadas de la anterior gestión».

Por su parte, la asociación SanitatSolsUna, que defiende el modelo Alzira de gestión privada, aseguró que la reversión «ha destrozado» el Hospital de la Ribera, que «acumula más lista de espera para pruebas diagnósticas y quirófanos que nunca, deriva pacientes a la privada y además gasta hasta un 70 % más en la compra de material».

La asociación tachó de «cortina de humo» las declaraciones de Barceló, ya que «solo intenta tapar las vergüenzas de una pésima gestión del departamento», en el que, han afirmado, se reclama «mala atención, esperas interminables, pacientes de Urgencias en los pasillos, falta de limpieza y problemas de organización».

Una de las carencias del hospital de Alzira que reconoció la consellera fue la falta de aparcamiento ya que «los usuarios deberán dar muchas vueltas para aparcar». La Conselleria está manteniendo reuniones con la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento para adecuar un terreno y así ampliar la zona de aparcamiento junto al centro sanitario. «Esperemos que las reuniones den frutos lo más rápido posible porque esa obra es muy necesaria para este hospital», aseguró Barceló.

Más