Los consumidores, contrarios a implantar un peaje en infraestructuras

Los conductores alertan del desvío del tráfico hacia las calzadas secundarias, que tienen mayor siniestralidad

I. DOMINGOVALENCIA.

Rechazo rotundo de los usuarios a la propuesta retomada por el Ministerio de Fomento para cobrar por circular en las carreteras de alta capacidad (autopistas libres de peaje y autovías). «Estamos en contra de esa fórmula para el transporte privado», apuntaba ayer el presidente de la asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, quien recordó que las autovías «no son gratuitas pues los conductores hacemos que el Estado recaude 30.000 millones anuales a través de los impuestos».

Aunque reconocía que hay que definir el modelo de infraestructuras, «son un servicio público esencial financiado con cargo al Estado y afectan temas como la seguridad vial». Además, el presidente de la entidad alertó de un desvío de tráfico hacia las carreteras secundarias (o convencionales), que son las que mayor siniestralidad concentran. En la Comunitat, por ejemplo, hay 335 kilómetros de este tipo frente a los 368 kilómetros de autovías gratuitas.

Precisamente esa cuestión también fue planteada por la organización de consumidores Facua-Consumidores en Acción al considerar que los peajes en las carreteras incentivaría la utilización de calzadas nacionales. Facua se opuso a la medida del ministerio pues consideró que plantear que todos los conductores deban pagar la misma cantidad «finalmente terminará afectando más a los usuarios que tienen menos poder adquisitivo». Así, esta organización remarcó que el mantenimiento de las carreteras estatales debe financiarse a través de los Presupuestos Generales del Estado.

Desde Valencia, el secretario de la Unión de Consumidores (UCE), Vicente Inglada, también se sumó al rechazo. «Apostamos por la gratuidad, ya que es un servicio público pagado con nuestros impuestos», comentó. «Si falta presupuesto, habrá que ver por qué no hay eficiencia en el modelo», dijo.

Por otro lado, el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, reclamó a los representantes socialistas «que sean consecuentes y pidan perdón y se disculpen por esta nueva puñalada a los valencianos, después de marear la perdiz durante meses y en periodo electoral con que no habrían nuevos peajes». «En vez de equipararnos con el resto de autonomías compensando el agravio que hemos tenido por medio siglo de peajes, nos plantean nuevos por circular eso sí, simbólicos», criticó.

El diputado del PP y portavoz de Infraestructuras en Les Corts, Miguel Barrachina, recordó que siempre se ha defendido que las autopistas que están amortizadas «deben tener igualdad de condiciones y estar abiertas».