La concertada reclama mejorar su financiación tras décadas de congelación del concierto

Los asistentes al congreso celebrado en Valencia hasta ayer. / j. j. monzó
Los asistentes al congreso celebrado en Valencia hasta ayer. / j. j. monzó

La patronal Cece reivindica en la clausura del congreso nacional la gratuidad de la enseñanza de 0 a 3 años

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (Cece), una de las grandes patronales de la educación privada y concertada del país, clausuró ayer su 46 congreso nacional que se celebraba en Valencia desde el jueves.

Si la inauguración sirvió para reivindicar este modelo frente a las políticas educativas del Consell, el cierre dejó varias peticiones sobre la mesa de los responsables políticos, entre ellas, la mejora de la financiación de los módulos del concierto que, según se recoge en el documento de las conclusiones, «deben ser suficientes para cubrir el coste real del puesto escolar».

Se trata de una petición histórica de estos centros educativos, ya que la partida de 'Otros gastos' -que es el dinero que aporta la administración pública para tareas de funcionamiento y mantenimiento- está congelada desde finales del siglo XX. De ahí que la patronal Cece reclamara un estudio del coste real del puesto escolar para actualizar el precio del módulo, lo que permitiría a los centros educativos contar con una financiación suficiente.

La actualización del módulo para el funcionamiento no se hace desde finales del siglo XX

En ese módulo de gastos figuran, además del mantenimiento del edificio y los gastos corrientes (luz, agua, electricidad), desembolsos como las cuestiones derivadas de la Ley de Protección de Datos, el seguro escolar, salud laboral, obras para eliminar barreras arquitectónicas o la actualización de los equipos y los servicios informáticos.

Esa mejora de la financiación no fue la única reclamación de la concertada recogida en el documento de conclusiones del 46 congreso nacional. Se sumó la necesidad de la universalización y gratuidad de la escolarización de 0 a 3 años, una medida que debería abarcar tanto a la enseñanza pública como a la concertada y privada. Esa gratuidad permitiría «facilitar la maternidad y la conciliación laboral, así como el efecto favorable de la educación temprana».

Respeto a la demanda social

En una semana marcada por el borrador de la nueva reforma educativa que prepara el Gobierno, la patronal Cece también insistió en la «complementariedad de las redes pública, privada y concertada». En otras palabras, instó a que se tengan en cuenta las preferencias de las familias a la hora de elegir centro educativo.

Además, la supresión de la demanda social «nunca debe emplearse como instrumento o justificación para facilitar la eliminación de aulas concertadas con demanda de alumnos similar a la de su entorno».

La lucha contra el fracaso escolar y el abandono educativo temprano, el refuerzo de la figura y el trabajo de los profesores o el impulso a la Formación Profesional (FP) fueron otro de los aspectos reivindicados por los centros concertados tras los tres días de debates.

Para Alberto Villanueva, presidente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval), entidad incluida en Cece y anfitriona del congreso, «estos tres días de convivencia con los titulares de centros educativos de toda España nos ha servido para poner en valor a la enseñanza concertada».

A su juicio, «un pacto educativo puede seguir siendo posible siempre que haya voluntad de diálogo. Las nuevas propuestas que llegan desde el Ministerio de Educación no nos gustan pues las primeras argumentaciones no nos son favorables». No obstante, según Villanueva, los distintos cargos socialistas que han intervenido en el congreso, entre ellos el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aseguraron que «el consenso y el dialogo va a existir». «No podemos volver a las medidas de 2006», resaltó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos