El río Cànyoles, de seco a 630 metros cúbicos al segundo

Los ríos y barrancos de las comarcas centrales se han llenado de agua con este temporal hasta el punto de desbordarse. Y es que la gran cantidad de lluvia recogida en tan solo unas horas ha provocado situaciones extremas. Un ejemplo es el del río Cànyoles, en la Costera, que habitualmente pasa prácticamente seco y el jueves discurría con 630 metros cúbicos por segundo.