«Actuar en incendios en estos inmuebles es complicado»

J. BATISTA VALENCIA.

La intervención de los servicios de bomberos en incendio declarados en edificios históricos suele tener una mayor dificultad por las características propias de estos inmuebles, tal y como explica Carlos González, responsable de bomberos del Sindicato Profesional de Policías y Bomberos (Spplb). Si bien explica que a priori no hay más riesgo de que se declare un fuego respecto a inmuebles normales, añade que «los servicios suelen ser más complejos pues suelen carecer de dispositivos de extinción -como una toma de agua- por una cuestión estructural», en el sentido de que se construyeron mucho antes de que rigieran las normativas modernas sobre edificación y porque su inclusión puede ser incompatible con su protección patrimonial.

«Desde el punto de vista operativo, en este tipo de incendios intervenir de manera ofensiva, penetrando para acercarse al foco, es peligroso para nuestra seguridad», explica, por lo que se suele adoptar una estrategia defensiva, que consiste en atacar las llamas desde el exterior o en evitar su propagación por las zonas adyacentes.

«Cuando se producen daños materiales en estos edificios no es fácil determinar su resistencia estructural, por ejemplo de las cubiertas, que son especialmente peligrosas para nosotros, de ahí que se adopten estrategias donde se prioriza nuestra seguridad, con la única excepción de que sea necesario salvar una vida», añade. En este sentido, explica que en un edificio moderno sí se puede calcular la resistencia de los elementos estructurales y la incidencia del peso del agua empleada o existe cierta compartimentación de las estancias.