El aeropuerto de Castellón se convertirá en un gran taller para desguazar aviones

El aeropuerto de Castellón se convertirá en un taller mécanico y desguace de aviones./
El aeropuerto de Castellón se convertirá en un taller mécanico y desguace de aviones.

La británica e-Cube desmantelará una decena de naves y está prevista la construcción de un hangar junto a la terminal de carga

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

El aeropuerto de Castellón ha decidido explotar una alternativa a su falta de actividad comercial con vuelos regulares más allá del alquiler de sus instalaciones para el entrenamiento de pilotos y tripulaciones. El aeródromo ha firmado un acuerdo con la firma británica e-Cube Solutions Limited para la realización de «trabajos de desmontaje de aviones» o desguace, según anunciaron ambas partes en un comunicado. Será la segunda compañía que desarrolla esta actividad industrial en las instalaciones, pero las dimensiones de esta son mucho más a lo grande, y el aeródromo lo pone como ejemplo del desarrollo de actividades complementarias.

La empresa británica prevé un crecimiento continuo a lo largo del presente año y contempla el desmantelamiento de una decena de aeronaves de diversos modelos, que irán llegando de forma escalonada en los próximos meses. De hecho, la primera de estas aeronaves ya se encuentra estacionada en el aeropuerto a la espera de su despiece.

El acuerdo con la empresa también incluye la construcción de un hangar junto a la terminal de carga, destinado al almacenamiento de las piezas que se extraigan de las unidades que se vayan desguazando. El director general de Aerocas, Joan Serafí Bernat, y la directora del aeropuerto, Ivana Guinot, han destacado que el acuerdo con la firma británica contribuirá «a dinamizar la economía de la zona, así como a la consolidación de la infraestructura», que no supera los tres vuelos por día y ha experimentado una paulatina perdida de frecuencias y también de destinos.

Cuatro conexiones con dos o tres aviones al día

Las últimas decisiones de Ryanair suponen la pérdida a partir de abril de un tercio de los vuelos del aeropuerto hasta dejarlo con cuatro conexiones y un máximo de tres vuelos diarios. La más reciente fue la reducción del número de vuelos que conectan Castellón con Londres-Stansted de tres a dos por semana. Además, se eliminó la ruta que conectaba el aeródromo con la ciudad polaca de Poznán el mes que viene y la conexión que enlazaba Castellón con Bristol, al trasladarla al aeropuerto de Valencia. Así, las instalaciones castellonenses cuentan con la ruta que conecta con Londres todo el año, con Sofía (Bulgaria) entre abril y octubre y con Bucarest (Rumania) durante el periodo estival.

Los responsables del aeropuerto han señalado que se da un paso más en la diversificación de la actividad, siguiendo la hoja de ruta que fija el Plan Estratégico aprobado por la sociedad gestora, Aerocas. Dicho plan establece la conveniencia de explorar todas las posibilidades de desarrollo del aeropuerto, implementando vías de negocio complementarios al tráfico de pasajeros, que era inicialmente el eje central de actividad de la instalación.

La primera aeronave ya se encuentra en Vilanova d'Alcolea para su despiece

Esta apuesta por la diversificación se ha traducido en varios acuerdos con empresas para la realización de actividades complementarias. La firma e-Cube Solutions Limited es la segunda compañía que se instala en el aeropuerto de Castellón para llevar a cabo desmontaje de aviones, aunque era mucho más modesta. Además, se han cerrado acuerdos con dos escuelas de pilotos para impartir formación y con dos compañías aéreas para desarrollar vuelos de entrenamiento, además de la apertura de una base para los medios aéreos de extinción de incendios de la Generalitat.

Venta de piezas

La compañía e-Cube Solutions Limited se fundó en 2011 e inicialmente se especializó en proyectos de aviones 'al final de su vida útil', como señala en su página web. Sin embargo, más recientemente optó por desarrollar también el negocio del estacionamiento y almacenamiento de aviones hasta la gestión de inventario y la logística de terceros.

El aeródromo lo pone como ejemplo del desarrollo de actividades complementarias

Desde sus inicios, trabaja en asociación con BCT Aviation, que es quien ofrece servicios de mantenimiento básico para la mayoría de los tipos de aviones comerciales, según la web de la empresa. Al igual que ocurre con los coches o los barcos, este tipo de centros van recibiendo unidades que se retiran al no ser rentable su mantenimiento pero que disponen de componentes que pueden tener otra vida útil.

Noticias sobre el aeropuerto de Castellón

Aeropuerto de Castellón Emular el negocio del aeródromo de Teruel sin competir con el centro de Air Nostrum

La propuesta de convertir parte del aeropuerto de Castellón en un desguace de aviones sigue el ejemplo de lo que desde un principio hace el aeropuerto de Teruel. Libre de circulación de pasajeros, es un mega depósito que sirve de aparcamiento de aviones obsoletos o en espera de un comprador, además de servir como punto de aprovisionamiento de piezas de recambios.

Fuentes del sector destacan que la empresa aragonesa es altamente rentable para su propietarios, Airbus, Safran y Suez, desde su apertura en 2013. Eso sí, sus dimensiones son muy superiores a las del de Vilanova d'Alcolea, ya que presume de ser « un espacio único en Europa con capacidad para 400 aeronaves para la actividad de larga estancia» y en cinco años ha almacenado más de 160 aviones y reciclado más de 50.

Sin embargo, este tipo de instalaciones tienen poco que ver con la que dispone en Manises la compañía valenciana Air Nostrum. La empresa dispone de un hangar de reparaciones que inicialmente era para sus propias unidades, pero que hoy presta servicio para los modelos de Bombardier y ATR que le coinciden con otras compañías. Así, por su taller han pasado unidades de países tan alejados como Polonia y Europa central, así como aviones militares.