Miles de personas marchan en el Orgull Alacant bajo el lema «ni un paso atrás»

Manifestación por el día del Orgullo Gay en Alicante. / ep
Manifestación por el día del Orgullo Gay en Alicante. / ep

La jornada, que transcurrió sin incidentes graves, reivindica los derechos LGTBI y alerta de los pactos que puedan perjudicar al colectivo

EUROPA PRESS

alicante. Miles de personas, hasta más de 20.000 según la organización, participaron ayer en la marcha del Orgull Alacant 2019 bajo el lema «Ni un pas enrere. 50 anys de resistència i conquestes» -Ni un paso atrás. 50 años de resistencia y conquistas-, y que desde pasadas las 19.00 horas recorrió las principales arterias de Alicante desde la plaza de Luceros y hasta el Ayuntamiento. En total, se han dado cita 42 entidades con pancarta y presencia propia en la manifestación, aunque han sido unas 60 las entidades colaboradoras.

Entre esos colectivos se vieron las pancartas de Albatera sin armarios, CC OO, UGT o Fessord, además de los partidos políticos como PSPV, Unides Podem o Compromís. Asimismo, asistieron entidades de València, Zaragoza o Salamanca.

El presidente de Diversitat, Toño Abad, afirmó que se trataba de una jornada «importantísima» de reivindicación de los derechos del colectivo LGTBI y como «muro» contra la extrema derecha. «No todo vale», sostuvo, en atención a los medios, y en referencia a los pactos de gobierno en los que, a su juicio, sus derechos son «moneda de cambio».

Así, señaló que algunos partidos no pueden «visibilizarse» a costa del colectivo y puntualizó que la sentada que se realizó en la Rambla de Méndez Núñez tenía como objetivo «rechazar» las políticas de pactos en que se «cuestionan» los derechos conseguidos.

Abad indicó, en ese sentido, que el supuesto «veto» a Ciudadanos era una «tergiversación» de lo que en realidad solicitaba el colectivo y desveló que su saludo con la vicealcaldesa de Alicante y concejal de LGTBI, líder de Ciudadanos Maria del Carmen Sánchez, respondía a la «normalidad institucional».

Al acto asistió, en representación del Consell, la vicepresidenta Mónica Oltra que ha defendido, junto a Abad, el papel del gobierno valenciano en materia de Derechos Humanos y ha apuntado a las leys de Transexualidad y de LGTBI y recordó que desde este viernes las personas transexuales pueden acceder a los cuerpos de bomberos y de emergencias en la Comunitat.

«Lección de respeto»

Por su parte, la vicealdesa de Alicante y concejala de LGTBI, Maria del Carmen Sánchez, afirmó que la manifestación de este sábado ha dado «una lección importante de respeto» y porque era «poco lógico ponerle puertas al campo». Sánchez hargumentó que se trata de una celebración para que exista una sociedad «libre».

La participación de los 50 miembros de afiliados y simpatizantes de Ciudadanos que asistieron a la convocatoria transcurrió con normalidad -han ido escoltados por una docena de agentes de la Policía Nacional-, salvo por algún grito de «fuera» o «ahí están los amigos de Abascal». No obstante, la Policía les ha sacado de la manifestación justo antes de entrar en la plaza del Ayuntamiento donde se celebró el fin de fiesta y la lectura del manifiesto.

Maria del Carmen Sánchez explicó que lo que se buscaba era «no crispar el ambiente más», en referencia a la petición que se hizo desde Diversitat para que el partido 'naranja' no asistiera al Orgull Alacant tras los incidentes del Orgullo de Madrid.

Sobre los pactos con Vox, Sánchez insistió en que el partido se responsabiliza de «sus políticas de Igualdad» y anunció que el partido «votará en contra e intentará bloquear» cualquier iniciativa que trata de cercenar derechos.