El PP hace piña para exigir la «ejecución completa» del Corredor Mediterráneo

El PP hace piña para exigir la «ejecución completa» del Corredor Mediterráneo

Pedro Antonio Sánchez hace de anfitrión en Cartagena ante los presidentes populares de la Comunitat, Cataluña y Andalucía en un acto que pretende promover «un pacto nacional del agua y la mejora de la financiación autonómica»

GREGORIO MÁRMOLCartagena

Los presidentes del Partido Popular en la Región de Murcia, Comunitat Valenciana, Andalucía y Cataluña han firmado este lunes en Cartagena el manifiesto 'Juntos por el Mediterráneo', en defensa del corredor ferroviario desde Algeciras hasta Gerona por la costa levantina, así como de un pacto nacional del agua y de la mejora de la financiación autonómica como base para el desarrollo y el crecimiento territorial. La declaración, rubricada en el Auditorio El Batel, también defiende la unidad de España, el fortalecimiento de la instituciones con gobiernos abiertos y participativos, a la vez que exige a los partidos nacionales que faciliten la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

"Es un manifiesto de la exigencia y de la reivindicación, pero también del compromiso con España", destacó el presidente del PP murciano, Pedro Antonio Sánchez, quien ejerció de anfitrión del catalán Xavier García Albiol, de la valenciana Isabel Bonig y del andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla. "Que estemos aquí representantes de cuatro regiones quiere decir que somos capaces de ponernos de acuerdo en lo importante", añadió.

El manifiesto representa, según Sánchez, soluciones para los problemas de agua, con su propuesta de un gran pacto nacional, y de financiación "justa para para todas las regiones", un problema que el dirigente murciano atribuyó al último gobierno socialista. En materia de infraestructuras, aseguró que la firma del acuerdo en la ciudad portuaria no es casual. "Cartagena necesita más reivindicación, más inversión y más prioridad, pero también más compromiso político", aseguró Sánchez, quien puso en esta ciudad el inicio de esa infraestructura ferroviaria para que crezca desde Murcia hacia Algeciras y Gerona.

Xavier García Albiol aseguró que el tren para pasajeros y mercancías por toda la costa es esencial para el crecimiento económico y social: "El 50% del producto interior bruto de España y el 60% de la actividad portuaria lo generan estas cuatro comunidades. También representan el 50% de la exportación de España". A todas esas ventajas, García Albiol añadió que esa infraestructuras tendrá como gran valor la capacidad de vertebrar el territorio español, frente a la amenaza del independentismo catalán.

Isabel Bonig, presidenta del PPCV, lamentó que tres de las cuatro comunidades representadas en este encuentro, en alusión a Andalucía, Cataluña y Comunitat Valenciana, estén presididas por políticos "mediocres" sin proyecto y que lastran el crecimiento económico. "Nunca formaremos parte de los Países Catalanes, por mucho que el señor Puig y la señora Oltra se empeñen en ello", aseguró tras elogiar la defensa de España que García Albiol realiza en Cataluña. En su opinión, el PP es el único partido que plantea proyectos que aseguran el crecimiento económico y el futuro de España, con su apuesta por el corredor mediterráneo y su política para llevar agua a los territorios más necesitados, como Murcia y la Vega Baja alicantina. "La sociedad del bienestar no se puede sostener si no hay un modelo de riqueza, empleo y trabajo", destacó la dirigente valenciana.

En su intervención, Juan Manuel Moreno Bonilla hizo hincapié en que "España necesita un gobierno estable para hacer frente a amenazas como el independentismo, el fanatismo y la ruptura del proyecto común europeo. El manifiesto firmado en Cartagena exige "responsabilidad a los grupos parlamentarios para permitir que se proceda a la investidura del candidato más votado, Mariano Rajoy, y a partir de ahí abordar las tareas que el Gobierno debe resolver".

Los cuatro dirigentes populares aprovecharon su estancia en Cartagena para visitar la dársena de Santiago, el lugar donde la tradición sitúa la llegada del apóstol a España, y el Museo del Teatro Romano, que pusieron como emblema del despegue turístico y económico conseguido por la ciudad en los últimos años.