Naxto Costa se reúne con representantes del pequeño comercio alicantino

Naxto Costa se reúne con representantes del pequeño comercio alicantino

El director general de Comercio y Consumo afirma que "si las alternativas son o todo o nada", estos comerciantes "se quedan con nada"

EFEalicante

El director general de Comercio y Consumo, Natxo Costa, se ha reunido hoy con veinte representantes del pequeño comercio alicantino quienes le han transmitido su unanimidad en contra de la propuesta del alcalde, Gabriel Echávarri, para declarar toda la ciudad como Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT).

En declaraciones a Efe, Costa ha asegurado que, "si las alternativas son o todo o nada", estos comerciantes "se quedan con nada", aunque sí ha reconocido que algunas asociaciones del centro, "pocas", se han mostrado a favor de que se recupere la anterior ZGAT que incluía la céntrica avenida de Maisonnave.

A la reunión también han acudido representantes de otros municipios cercanos como Mutxamel y Santa Pola, entre otros, pues "también se ven afectados por la posible apertura en domingos y festivos de toda la ciudad".

Particularmente ha reiterado su postura "en contra de la liberación de horarios", si bien ha reconocido que si el pleno municipal lo aprueba, tendrá que aprobarla también, siempre que cumpla los requisitos, y "Alicante ciertamente los cumple".

La propuesta de Echávarri (PSOE) se debatirá, previsiblemente, en el pleno de este mes, que tendrá lugar el próximo día 31.

Costa ha querido recalcar que, de aprobarse la apertura total de toda la ciudad, se correría el riesgo de que la medida "se extienda como una marcha de aceite" a otros municipios que, "aunque no quieran abrir", tendrán que hacerlo si lo hacen otros.

Sobre las amenazas de algunas grandes superficies de denunciar al Ayuntamiento de Alicante por daños y perjuicios tras la reducción de la ZGAT aprobada a finales de 2015 -y que prohibió la apertura de los comercios de la citada avenida Maisonnave-, ha negado la mayor y ha aseverado que "el pleno es plenamente competente" para establecer qué zonas pueden o no abrir.

"No se trata de que puedan abrir unos u otros, sino de qué zona puede abrir", ha matizado.

También ha considerado que "no se genera ninguna situación de desigualdad y no tienen sentido las amenazas de denuncias de otros centros comerciales, ni mucho menos exigir lucro cesante por suspensión actividades".

De hecho, ha ahondado en que, con esa argumentación, se llegaría a la situación de que "todo el mundo pueda abrir" y, en cambio, "la legislación no ha apostado por la libertad total de horarios, como sí se hizo en Madrid".