Vecinos y hosteleros inician hoy el debate sobre los veladores

A la mesa están invitados también empresarios, comerciantes y sindicatos, aunque la premura ha hecho que la mayoría no confirmen si asistirán a la reunión

EVA MARÍA LAHOZAlicante

Tiempo récord el que ha tardado el Ayuntamiento de Alicante en organizar la mesa de diálogo sobre los veladores, que se va a celebrar esta mañana. Con el objeto de zanjar cuanto antes la polémica que ha generado en las últimas semanas este asunto, a raíz de la presentación de los primeros planes de ordenación, el alcalde, Gabriel Echávarri, ha tardado apenas dos días en montar la mesa. Se quería evitar, así, la mala imagen de que el de la plaza Gabriel Miró, ya en marcha, acabe aprobándose antes de que se reuniesen las partes.

Invitados. Hosteleros, vecinos, comerciantes, asociaciones empresariales y todos los grupos políticos de la Corporación.

Contenido. Se analizarán los sectores que se van a reordenar: Gabriel Miró, Castaños, San Cristóbal, Labradores, calle Mayor, Portal de Elche, Rambla y Explanada.

Plazo. Está previsto que se cierre el 31 de enero, aunque podría ampliarse si es necesario.

Tan rápido ha querido organizarla, que a última hora de ayer ni en el Consistorio ni entre los colectivos afectados tenían muy claro quiénes acudirán y quiénes no. Algunos aseguraban no haber recibido la invitación y otros se hacían de rogar, como los sindicatos CC OO y UGT, que están divididos en este asunto.

Asistirán, claro está, los dos colectivos en conflicto: los vecinos, representados por las asociaciones del Centro Histórico, Casco Antiguo y Laderas del Benacantil; y los hosteleros, que han elegido como intermediaria a María del Mar Valero, presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Alicante (Apeha), que acudirá probablemente acompañada de la secretaria, Emi Ortiz.

Además, se ha invitado a todos los firmantes de la carta remitida al alcalde en la que se le reclamaba la creación de esta mesa, entre los que se encuentran la Cámara de Comercio, Coepa, Facpyme, Corazón de Alicante, la Asociación de Bingos y la Federación de Autónomos. Pero algunos aseguraban ayer que no habían recibido tal invitación.

Por parte del Ayuntamiento de Alicante, la mesa contará con la presencia del alcalde, el vicealcalde y concejal de Urbanismo y Vías Públicas, Miguel Ángel Pavón, y el portavoz del equipo de gobierno y edil de Coordinación de Proyectos, Natxo Bellido, así como con la asistencia de representantes de los grupos de la oposición: C's y PP. Tendrán hasta el 31 de enero para alcanzar un acuerdo.

Pavón confió ayer en que la mesa negociadora sirva para llegar a puntos de acuerdo entre distintos sectores de la ciudad «que ahora están enfrentados a causa de las decisiones que tomaron anteriores equipos de gobierno que no tuvieron en cuenta el derecho de los vecinos al descanso y a la accesibilidad peatonal». Apuntó que «las decisiones se tomaron teniendo en cuenta únicamente los intereses del sector hostelero». Pese a que dejan claro que su postura es la de defender a los vecinos frente a este «desequilibrio», aseguran que su reto es «llegar a escenarios de conciliación» entre ambos colectivos.

Respecto a la composición de la mesa, explica que se ha querido contar con la opinión de los comerciantes, «que han visto cómo el comercio tradicional se ha ido quedando sin espacio en favor de los locales de ocio». Para el edil y vicealcalde, hay que alcanzar un equilibrio que permita que haya comercio, que haya hostelería y que los vecinos puedan descansar en sus casas. «La mesa de diálogo puede contribuir a solucionar la situación heredada».

Los hosteleros y vecinos también se mostraron ayer dispuestos a alcanzar un acuerdo que satisfaga a todos, aunque dejaron claro que va a ser «difícil», dado que parten de puntos muy distantes y la situación se ha enrarecido mucho en las últimas semanas, con cruces de acusaciones constantes.