El Misterio de Educación premia a dos Centros de Formación Adultos de Alicante

Los galardonados se distinguen por su aportación eficaz al aprendizaje a lo largo de las vida de las personas adultas

EFEalicante

El Centro de Formación de Personas Adultas (CFPA) Mercè Rododera de Elche y el CFPA La Atalaya del centro penitenciario de Villena han recibido el primer y tercer premio Miguel Hernández, respectivamente, que otorga el Ministerio de Educación.

Según un comunicado de la Generalitat, los premios del Ministerio distinguen a los centros por su aportación eficaz al aprendizaje a lo largo de las vida de las personas adultas.

En el caso del CFPA Mercè Rododera, el Ministerio ha premiado con 38.00 euros el proyecto "Adaptación de los centros de personas adultas a los nuevos retos de la sociedad del conocimiento", que tiene como objetivo el desarrollo integral del alumnado, teniendo en cuenta las necesidades educativas de las personas adultas.

Asimismo, el CFPA La Atalaya del centro penitenciario de Villena ha sido galardonado con el tercer premio, dotado con 12.000 euros, por el proyecto "Elcadiz: proyecto de alfabetización de adultos mediante nuevas tecnologías en un centro penitenciario".

Además, este centro ha conseguido la mención especial Julián Sanz del Río, lo que lo convierte en candidato a los Premios Internacionales de Alfabetización de la UNESCO.

La Conselleria de Educación ha trasladado su felicitación a los directores y profesores responsables de los proyectos galardonados por su inestimable esfuerzo, trabajo y dedicación en pro de una mejora de la calidad de la enseñanza pública en la Comunitat Valenciana.

El objeto de estos premios es reconocer y divulgar la labor realizada por aquellas instituciones públicas, entidades privadas sin ánimo de lucro y centros públicos de educación de personas adultas que se distinguen por ofrecer una educación y formación permanente innovadora de calidad a las personas adultas.

También se distingue su aportación eficaz en las diferentes formas de alfabetización, favorecer el acceso a la educación y la formación de los grupos socialmente desfavorecidos y en situación de vulnerabilidad o contribuir al desarrollo de las competencias básicas.

A través de estos galardones también se quiere reconocer las acciones que contribuyan al incremento de la participación y permanencia en formación permanente, fomenten los sistemas de segunda oportunidad y mecanismos de apoyo a la incorporación de hábitos de aprendizaje permanente en la vida adulta, y favorezcan la generalización del acceso a la información, asesoramiento y orientación a las personas adultas.