Solo un 1% de los negocios autónomos que se cierran en la provincia son de extranjeros

Un negocio típico y muy abundante en la provincia de trabajador autónomo extranjero, frutería y verdulería. :: r. a./
Un negocio típico y muy abundante en la provincia de trabajador autónomo extranjero, frutería y verdulería. :: r. a.

Los emprendedores del comercio, la hostelería o la construcción de nacionalidad china, india o magrebí resisten a la crisis y a las vacaciones

BERNAT SIRVENTALICANTE

El cierre de negocios de pequeños empresarios autónomos de la provincia, que se disparó el pasado mes de agosto con casi 700 bajas en la Seguridad Social, no afecta lo más mínimo a los emprendedores que son extranjeros, la mayoría procedentes de China, India y el Magreb. Los últimos datos que manejan las principales organizaciones de trabajadores autónomos revelan que el fenómeno de clausura (temporal por vacaciones de verano o definitiva por mala evolución de las ventas y el negocio) solo repercute en los pequeños emprendedores españoles.

De los 677 cierres de negocios autónomos (la inmensa mayoría de la construcción con 194 bajas respecto a julio; comercio y reparación de vehículos con 141 menos; y las academias de formación o escuelas infantiles con 88 bajas) apenas 20 corresponden a afiliados por cuenta propia de origen extranjero (no comunitario y fundamentalmente chinos, indios y magrebíes),

Es decir, que ni siquiera el 1% de los negocios que cerraron el mes pasado, los 677 en total en la provincia que representan un 6% más que en agosto del año 2014, son explotados por ciudadanos no españoles.

Las bajas en la Tesorería de la Seguridad Social de autónomos extranjeros es más que testimonial si se tiene en cuenta que apenas representa un 0,1% de reducción respecto a la cifra global. De hecho, uno de cada dos nuevos puestos de autónomos (pequeños negocios que pueden ser unipersonales o contratar por cuenta ajena a otros empleados) que se han creado en la provincia desde principios de año corresponde a un extranjero. En la Comunitat Valenciana se han dado de alta nada menos que 2.466 negocios de ciudadanos no españoles desde principios de año, mientras que la cifra de autónomos en general es de 4.946, destaca el coordinador de una de las principales asociaciones, UATAE-CV, vinculada al sindicato agrícola La Unió, Joanma Mesado.

Mesado asegura que si se han producido 74 cierres de autónomos extranjeros también es propio del verano, por cuestiones de las vacaciones, fundamentalmente. Muchos profesionales se dan de baja para ahorrarse las cuotas a la Seguridad Social de un mes, más de 300 euros. De todos modos, las 20 bajas en Alicante son menos de la mitad que las de Valencia, que suma 48.

Fruta y comercio

La evolución de los negocios autónomos en los últimos doce meses sigue siendo muy positiva, con un 9% más de profesionales con tiendas de fruta y verdura, comercio al por menor, hostelería e incluso pequeñas construcciones, que son los grupos de Seguridad Social con más altas. Concretamente son 2.953 desde agosto de 2014.

El responsable de UATAE, Joan Mesado, cree que si no paran de crecer los negocios autónomos extranjeros es por dos motivos: por el propio carácter emprendedor del extranjero residente no comunitario, que necesita un trabajo para renovar sus papeles; y por «lo mal que tienen estas personas encontrar un trabajo por cuenta ajena e insertarse plenamente en el mercado laboral».

UATAE ha lanzado, precisamente, el proyecto Autotransfórmate del Ministerio de Trabajo y la Seguridad Social para emprendedores que origen extranjero, «porque muchos acceden al emprendimiento sin apoyo, formación y recursos económicos y logísticos necesarios». Este plan les facilita asesoramiento previo, formación para crear un negocio por pequeño que sea e intermediación en la búsqueda de financiación.

A juicio del secretario de otra gran federación de autónomos FAES-CV, Diego Menor, lo habitual son los cierres de negocios autónomos, sobre todo de españoles, en los meses de verano y a final de año «porque no se aguanta más por falta de ventas o por mala gestión». Menor tiene claro que «los negocios montados por extranjeros, que son la mitad de todos, son mucho más estables, porque el tipo de gestión es familiar, sobre todo en el caso de los chinos, que son los extranjeros que más crecen en altas en la Seguridad Social en Alicante». Hostelería, comercio al por menor y peluquerías o estética son el principal nicho de mercado para los ciudadanos asiáticos residentes en la Costa Blanca, que se erigen ya en el principal foco de venta de pisos en los dos últimos años tras la burbuja inmobiliaria.

Otros ciudadanos extranjeros, como los colombianas y ecuatorianos, que años atrás llegaron en tropel por el efecto llamada de varias regularizaciones extraordinarias, han regresado a sus países de origen tras el inicio de la crisis económica en España y en Alicante, añade Diego Menor. La construcción fue un nicho de empleo abundante para estos ciudadanos de origen hispanoamericano.