Alicante sigue a la cabeza en 'stock' de pisos pese a liderar la venta a extranjeros

Imagen del Pau del Nuevo San Blas de Alicante, en pleno 'boom' inmobiliario, a principios del año 2007, con un mar de grúas y ladrillos./
Imagen del Pau del Nuevo San Blas de Alicante, en pleno 'boom' inmobiliario, a principios del año 2007, con un mar de grúas y ladrillos.

Las viviendas nuevas construidas durante la burbuja inmobiliaria en manos de promotores o bancos suponen el 8% de todo el país y suman 45.391 unidades

BERNAT SIRVENTAlicante

La Costa Blanca sigue encabezando en España el 'stock' de vivienda nueva construida durante el 'boom' del ladrillo y que continúa sin venderse debido al estallido de la burbuja y la crisis económica y financiera posterior. La provincia cuenta con 45.391 pisos de reciente construcción (en teoría, los nuevos son los que llevan un máximo de dos años desde que el Ayuntamiento correspondiente expidió la cédula de habitabilidad), según el último dato oficial del Ministerio de Fomento. El liderato lo comparte con Barcelona (que tiene 130 viviendas más en 'stock' que Alicante). Ambas superan, incluso, a Madrid, que acumula 43.623.

El atracón del ladrillo sigue digiriéndose muy lentamente, pese a los esfuerzos que realizan los promotores y la banca (en este caso convertida en comercializadora a la fuerza por las daciones en pago, caso de Solvia, la inmobiliaria del Sabadell, a la que la Sareb ha confiado un gran paquete de venta en exclusiva, además de la cartera de activos propia). Esos esfuerzos y las consiguientes rebajas de precios permiten a la Costa Blanca también liderar en España, sin compartir ese derecho con ninguna otra provincia, las ventas a ciudadanos extranjeros.

Alicante habrá acabado el año 2014 con unas ventas de 1.628 viviendas traspasadas a extranjeros (comunitarios y extracomunitarios), lo que supone que uno de cada tres viviendas (nuevas y de segunda mano) que se venden a ciudadanos no españoles en este país se adquieren en la Costa Blanca. La estadística oficial del Ministerio de Fomento no contabiliza el último trimestre de 2014, que tampoco tiene disponible la Conselleria de Infraestructuras que dirige Isabel Bonig. Pero sí registra 373 ventas en el primer trimestre sobre 1.258 en toda España; 432 sobre 1.304 en el segundo trimestre; y 423 unidades sobre 1.170 en el tercer trimestre. Suponiendo que las ventas hayan sido de unas 400 unidades (la media por trimestre) entre octubre y diciembre, la suma total sería de 1.628, aproximadamente, el 33% del negocio inmobiliario de extranjeros en toda España.

El 'stock' de la Costa Blanca sigue suponiendo el 8,05% de toda España, dígito solo superado por el de Barcelona, que representa el 8,25%. Madrid tiene el 7,74% del 'stock', Valencia el 4,97%, Castellón el 4,94%, Murcia el 4,69%, Toledo el 4,13% y Almería el 4,01%.

Otro parámetro que mide el Ministerio es el de 'stock' sobre el parque inmobiliario total. En este caso, Castellón lidera el ránking con el 6,60% del total, seguida de Almería con 5,69%, Toledo con 5,56%, La Rioja con 4,82%, Ciudad Real con 4,45%, Lleida con 3,97% y Alicante con 3,55%. Por detrás de Alicante se sitúan Murcia, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas y Girona. En el último dato contabilizado por Fomento (todavía no está cerrado 2014, según confirmó ayer a este diario el Ministerio), el descenso de 'stock' es del 3,47%, ligeramente por encima de la media nacional, que fue del 3,35%. Valencia lo disminuye con más fuerza, un 4,24%, si bien el acumulado es muy inferior (28.007 unidades frente a 45.391), pese al fuerte tirón inmobiliario que hubo en el área de expansión de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y en todo el área metropolitana.

Alicante reduce el 'stock' con más fuerza que Barcelona, donde cae un 1,97% y mucho más que Madrid, donde incluso creció un 1,87% el parque de vivienda nueva sin vender en el año 2013. La patronal inmobiliaria de la provincia Provia lleva muchos meses sin concretar con exactitud cuál es el 'stock', debido, fundamentalmente, a que los proyectos de algunos de sus asociados han acabado en manos de la banca acreedora o bien directamente de la Sareb. Sin embargo, los últimos pronunciamientos de su presidente Antonio Fernández y de su secretario general Jesualdo Ros apuntaban a 25.000, casi la mitad del dato oficial.

 

Fotos

Vídeos