http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Zaza, gol 85 días después y polémica celebración

Zaza hace el gesto de 'hablar' con la mano tras anotar el 2-0 para el Valencia. / juanjo monzó
Zaza hace el gesto de 'hablar' con la mano tras anotar el 2-0 para el Valencia. / juanjo monzó

El italiano dice que el gesto con la mano iba dirigido a su padre

TONI CALERO

valencia. Simone Zaza no necesitó los noventa minutos para convertirse en uno de los hombres del partido. Con 54' le bastó para ser coreado por la grada, reencontrarse con el gol para sentenciar al Betis y lanzar un polémico gesto que no dejó indiferente a nadie. No una, sino dos veces, abrió y cerró la mano derecha Zaza en un evidente 'hablad, hablad'. Lo hizo nada más batir a Adán por debajo de las piernas y luego, tras el abrazo a Jaume, para culminar su polémica celebración. Aún daría Zaza mucho juego en el partido por su incesante pelea con la defensa del Betis, así que la televisión le reclamó para que diera su impresión del encuentro. El italiano intentó esquivar los micrófonos, pero acabó accediendo. Y una vez ahí, regateó. «¿El gesto? No lo hice por nada. Es algo que me gusta», soltó el de Policoro, aunque minutos más tarde dijo que iba dirigido a su padre, que le había recriminado cariñosamente en los últimos partidos su falta de gol. Marcelino optó por no entrar: «No sé que ha hecho. Será lo que haya querido».

La sequía duró para Zaza 85 días, los que transcurrieron desde el 9 de diciembre, cuando 'mojó' ante el Celta, hasta ese gran remate de ayer precedido por una espectacular recuperación de Kondogbia. Después de un inicio de Liga soberbio, en el que se atrevió a mirar de tú a tú a las rachas goleadoras deKempes o Villa, Zaza frenó en seco. La explicación, según el italiano, es bien sencilla. «En los últimos dos meses he jugado poco y si no juego no puedo marcar», afirmó en BeIn Sports.

Un mensaje concreto en un día en el que también fue suplente porque según Marcelino, Santi Mina se ha ganado a pulso su sitio en el once. Al final, reculó Zaza para no añadir más gasolina al fuego: «Estoy contento, pero más por el equipo, que merece estar ahí. Estoy contento en lo personal, pero más por el Valencia. Me llevo bien con el equipo».

Zaza no fue el único en quitarse una buena losa de encima ante el Betis. Rodrigo lo había hecho antes con una definición de '9' tras el contragolpe montado por Gayà y Guedes. El hispano-brasileño cantó su último tanto contra el Alavés (Copa del Rey) el 17 de enero. El contador en Liga se había detenido cuatro días antes, cuando Rodrigo le marcó al Deportivo. Un mes y medio sin gol.

En este tiempo, el Valencia echó en falta la aportación de sus dos delanteros titulares, el Zaza que además de carácter daba números a Marcelino y un Rodrigo reseteado mentalmente a quien esa racha le dio para convencer al seleccionador nacional. Sus tiempos de vacas flacas hicieron crecer a Santi Mina, tan certero en este último tramo de temporada como para ganarse al vestuario y también a la grada. Ayer, Zaza cazó al gallego como 'pichichi' del Valencia en Liga (llevan 11 cada uno) mientras que Rodrigo llegó a la decena. Los blanquinegros son el único equipo de la competición que cuentan entre sus filas a tres hombres con diez goles o más.

Mina, roto en el minuto 36

No consideró necesario Hernández Hernández detener el partido pese a que Santi Mina se echó al suelo, roto, dentro del área de Adán. Lo supo pronto el gallego: debía dejar su sitio en el terreno de juego. Rápido se cambió Zaza porque Mina padecía una lesión en la parte posterior del muslo izquierdo. «Tenía una molestia que venía arrastrando durante toda la semana», explicó Marcelino, que dejó a Mina sin jugar ante el Athletic por «la tremenda paliza» que se dio ante la Real Sociedad. A Mina le harán pruebas entre hoy y mañana aunque todo apunta a que en el Sánchez Pizjuán serán titulares Rodrigo y Zaza.

Fotos

Vídeos