Así será el nuevo mercado del Grao

Figuración virtual del nuevo mercado del Grao. / lp
Figuración virtual del nuevo mercado del Grao. / lp

La inversión ascenderá a 2,4 millones de euros y la obra, que estará acabada en 16 meses incluirá jardines, salas para actividades culturales y la peatonalización de una calle lateral

P. MORENOVALENCIA.

Paso adelante para la transformación del actual mercado del Grao en un moderno recinto donde 19 puestos de venta (17 más dos cafeterías) convivirán con un patio ajardinado y una gran sala para celebrar actos vecinales y culturales. El concejal de Mercados, Carlos Galiana, presentó ayer el proyecto tras su aprobación en la junta de gobierno, una iniciativa que supondrá la inversión de 2,4 millones de euros provenientes del Plan Confianza.

Los cuatro vendedores que subsisten en el mercado actual tendrán garantizados los puestos tras la remodelación. Para los 13 restantes, la idea es realizar un estudio comercial sobre el entorno del mercado para decidir qué tipo de actividades saldrán a subasta, así como la distribución en los puestos.

El inmueble está situado entre las calles Abastos, José Aguirre, Cristo del Grao y plaza del Mercado Nuevo. Esta última quedará peatonal con nuevo arbolado, mientras que en interior se abrirán zonas de descanso con jardines. El edil descartó un modelo similar al del mercado gourmet o incluso el mercado de Colón, con abundancia de locales de hostelería. «Apostamos por el comercio de proximidad», subrayó.

El arquitecto José María Tomás, coautor de la reforma de la plaza de la Reina, firma el proyecto

El inmueble actual y sus instalaciones serán totalmente desmontadas y sólo se conservarán las columnas que sujetan las marquesinas. También se derribará el muro exterior para sustituirlo por un cerramiento acristalado que aportará una gran luminosidad sobre una superficie de 2.300 metros cuadrados.

Una de las características del diseño es que el mercado podrá cerrarse por las tarde mientras que seguirá abierto todo lo demás, es decir, las salas disponibles para actividades culturales y el propio jardín. La primera tendrá una superficie de 223 metros cuadrados y podrá dividirse en dos más pequeñas.

Galiana explicó que se elaborará un plan sobre los usos de este espacio, que se pretende consensuar con la colaboración de las entidades vecinales y ciudadanas del barrio. De las 19 paradas, dos serán cafeterías al exterior con zona de terraza; y otras dos se usarán también para venta directa por parte de los productores, a modo de tira de contar. En la actualidad se reparten 24 puestos (20 cerrados), aunque el objetivo de la reducción de oferta potencial es disponer de mayor espacio para almacén y reciclaje. «Cuatro de esos puestos serán para los valientes que todavía están allí», subrayó.

El proyecto ha sido realizado por la firma Tomás Llavador Arquitectos+Ingenieros, que se encargará también de la dirección facultativa de la obra en su conjunto (desmontaje y demolición del edificio, ejecución de los módulos internos y fachadas y habilitación de la jardinería). Se trata del mismo despacho que se ha encargado entre otros grandes proyectos de la ampliación de Feria Valencia, la remodelación de la Marina para su uso temporal como circuito de Fórmula 1 o más recientemente, coautores del proyecto ganador para la reurbanización de la plaza de la Reina, una obra pendiente de inicio.

Fotos

Vídeos