El Consistorio se compromete a reducir hasta en un 30% las terrazas en Ciutat Vella y Ruzafa

Terrazas en el casco antiguo de Valencia./
Terrazas en el casco antiguo de Valencia.

La reunión entre vecinos, hosteleros y Ayuntamiento se zanja con el anuncio de una actuación urgente en la pedanía de El Palmar

Á. S. VALENCIA.

El Ayuntamiento se comprometió ayer, a través del concejal de Vía Pública, Carlos Galiana, a reducir hasta en un 30% las terrazas en determinados puntos muy masificados de Ruzafa o el barrio del Carmen. Fue el resultado de la segunda reunión de la mesa de trabajos de terrazas que celebró el Consistorio, la Policía Local, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia y la Federación de Hostelería.

De ese encuentro salió muy contento el concejal delegado de Espacio Público y también de Licencias y Procedimiento Sancionador, Carlos Galiana, que celebró tanto la vuelta de los hosteleros, que abanadonaron la mesa, como el buen funcionamiento de este mecanismo de participación. Galiana anunció una actuación «urgente» en la pedanía de El Palmar: «Hay 32 terrazas y están un poco descontroladas. Tenemos informes de Policía Local y queremos hacer las cosas bien».

Para el futuro queda el trabajo en dos de las zonas más conflictivas de Valencia en lo que a masificación de terrazas se refiere: los barrios de Ruzafa y El Carmen. Será el siguiente paso de la concejalía de Licencias, que prestará especial atención a calles como Cuba, Literato Azorín o Sueca, entre otras, o Roteros, puntos donde los vecinos han alertado del exceso de mesas y sillas en la calle. La federación pide una reducción de entre el 25 y el 30% en el número de terrazas en estas zonas, pero Galiana ya alerta de que «se puede llegar», en casos puntuales, al 30%, pero que no se aplicará de manera generalizada: «Estudiaremos caso por caso». El concejal también anima a la Federación de Hostelería a presentar una propuesta alternativa.

El Consistorio estudiará la situación en la plaza del Cedro en otra reunión en febrero

En líneas generales, la Federación de Vecinos está «satisfecha» con el funcionamiento y la buena sintonía de esta mesa, y se felicita de que al menos en el tema de las terrazas «sí que se está tratando de reordenar un poco el exceso existente, sin llegar a soluciones traumáticas». La Federación de Vecinos quiere destacar también la buena sintonía y predisposición de los hosteleros.

La siguiente zona donde se actuará es la plaza del Cedro, como desveló ayer Galiana. Cuando termine la peatonalización parcial de la plaza de Xúquer, el Consistorio controlará que la zona ganada a los coches no se llene de terrazas como en la avenida María Cristina.

Fotos

Vídeos