Los 600 años de San Vicente

Celebración de uno de los 'miracles' de San Vicente. / jesús signes
Celebración de uno de los 'miracles' de San Vicente. / jesús signes

La conmemoración se iniciará en la solemnidad del santo en abril y se clausurará doce meses más tarde

R. V.

valencia. La Santa Sede, a iniciativa del cardenal Cañizares, ha concedido un Año Jubilar a las diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa, con motivo del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, patrón de la Comunitat, que tendrá lugar de abril de 2018 a abril de 2019, fecha del aniversario.

La celebración interdiocesana del Jubileo Vicentino, que «se abrirá el día de la solemnidad de San Vicente Ferrer de 2018 y se clausurará en la misma solemnidad del 2019», ha sido anunciada mediante una declaración firmada de forma conjunta por los obispos de las tres diócesis de la Comunitat Valenciana y de la de Tortosa, de la que forman parte localidades del norte de la provincia de Castellón, informó el Arzobispado.

El documento lo firman el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares; el obispo de Orihuela-Alicante, monseñor Jesús Murgui; el obispo de Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López; el obispo de Tortosa, monseñor Enrique Benavent; y los obispos auxiliares de Valencia, monseñores Esteban Escudero, Arturo Ros y Javier Salinas.

Según los obispos, el objetivo es que este sea un tiempo «de conversión personal, comunitaria y pastoral, una ocasión para intensificar la predicación del Evangelio y centrar las vidas en el Señor Jesucristo, y una oportunidad para que todo el pueblo de Dios conozca con mayor profundidad la figura de San Vicente Ferrer».

Para la organización de este Año Jubilar ha sido creada una Comisión Interdiocesana que, contando también con la colaboración de la 'Provincia Hispania' de la orden de dominicos, a la que perteneció San Vicente Ferrer, será la encargada de coordinar cuantos actos se organicen a tal efecto.

Ante la concesión de Año Jubilar Vicentino, el cardenal Cañizares, junto a los Obispos de la Comunitat Valenciana y de Tortosa, realizan una llamada a sacerdotes, diáconos, consagrados y laicos, de las cuatro diócesis, «para orar ya por el fruto de este tiempo de gracia y, al mismo tiempo, para que hagan lo posible por colaborar».

Fotos

Vídeos