Las Provincias

«Nos obligaban a salir con urgencia»

  • 279 personas pasan la noche en el IES Antoni Llidó de Xàbia, 110 en el albergue de Benitaxell y 122 vecinos han sido realojados en viviendas de familiares

  • Los 'bous a la mar' en el puerto de Xábia, suspendidos

Casi una veintena de urbanizaciones ha sido desalojadas por el fuego que afecta a Xàbia. Las llamas arrasan viviendas después de las escenas de pánico vividas en los primeros instantes tras declararse el fuego. Los vecinos de la zona detallan como los agentes recorrían las calles de las urbanizaciones con megáfonos para avisar a todos los vecinos a abandonar sus casas. «Nos obligaban a salir con urgencia», relata un vecino.

A primera hora de la mañana se han podido conocer los primeros datos del incendio que afecta a Xàbia y que ha provocado casi medio millar de desalojados. 279 personas han pasado la noche en el IES Antoni Llidó de Xàbia, que fua acondicionado gracias a Cruz Roja, 122 personas han sido realojadas en viviendas de familiares y 110 han sido trasladadas al albergue de Benitatxell. Según ha informado Cruz Roja, la colaboración ciudadana ha posibilitados que con las donaciones de comida quedara cubierto el desayuno para aquellas personas que han tenido que abandonar su casas.

Según testigos, hubo escenas de cierto pánico en los vecinos, «con agentes lanzando mensajes con megáfonos para que la gente abandonara sus casas y obligando a residentes a dejar las maletas para salir con urgencia», según una afectada. Tras la reproducción, seis aeronaves de extinción pusieron rumbo al fuego, pero ya caía la noche y no tardaron en retirarse.

Para colmo, se declaró otro foco más alejado en El Saladar, junto a la playa del Segundo Montañar. Hubo desalojos en Villes al Vent, Cansalades Park, Pinosol, El Tossalet, entre otras urbanizaciones. También en los apartamentos Oasis y la zona de la calle Atenas, ya cerca del arenal, así como unos 20 caballos de una hípica. La Unidad Militar de Emergencias (UME) fue activada para reforzar la extinción y una veintena de desalojados pasaron la noche en el IES Antoni Llidó de Xàbia.

Algunos residentes se quejaron de la tardanza en movilizar los medios aéreos para controlar las llamas y otros lamentaban que hasta entrada la noche no se alertó a la UME. Criticaron también que los medios aéreos no pudieron acceder a balsas antiincendios por la excesiva altura de los pinos cercanos.

Villes al Vent, Cansalades Park, Valle del Sol, Valsol, Pinomar, Pinosol, Tossalet, Toscal, Entrepinos, Cap Martí, Costa Nova, La Guardia Park, Adsubia-toscamar, La Colina, La Finca y Altos de Cabanes son las urbanizaciones que han sido desalojadas, mientras que el camping Naranjal también fue desalojado por la proximidad de las llamas.