Las Provincias

Correa: «Dejamos de trabajar con el PP de Rajoy tras fichar al secretario de Aznar»

vídeo

Francisco Correa, en la Audiencia Nacional. / Efe | Vídeo: Atlas

  • El cabecilla confeso de 'Gürtel' revela que cobraba comisiones con Bárcenas de "OHL, ACS y Dragados" por obras "de Fomento y Medio Ambiente"

  • Correa continúa declarando en el macrojuicio tras admitir ayer que cobró comisiones por adjudicaciones que se repartía con políticos del PP

"He dormido poco haciendo memoria". Francisco Correa ha matizado al tribunal que juzga la primera época del 'caso Gürtel', años 1999-2005, que sus empresas "rompieran por falta de química" con el PP tras la llegada a la presidencia del partido de Mariano Rajoy, en 2004, como aseguró en su declaración de ayer.

más información

El cabecilla confeso de la trama corrupta ha señalado que "no dejamos de trabajar con el PP porque se fuera (José María) Aznar y llegara Rajoy". "Lo que pasó realmente, ha dicho, es que yo fiché al secretario personal de Aznar, Antonio Cámara, a través de la mediación de Alejandro Agag (yerno del expresidente del Gobierno e "íntimo amigo" de Correa). Cámara tenía problemas graves con Rajoy y con el PP. Estuvo un año trabajando con nosotros, pero tenía una relación fatal con el equipo de Rajoy y con él mismo. Creo que fue en los años 2003-2004".

Correa ha continuado su declaración sobre la financiación irregular de las campañas electorales del Partido Popular -municipales, autonómicas, generales y al Parlamento Europeo de 2003 y 2004-, así como el cobro de comisiones referidas a la intermediación a favor de los intereses del grupo Ros Roca.

La fiscal Concepción Sabadell, que lleva el peso del interrogatorio de Correa, ha cuestionado a Correa sobre la mercantil Spinaker S.L., creada en el año 2000 para canalizar los ingresos procedentes de la organización de las citadas campañas. Fue creada por el acusado Luis de Miguel, 'arquitecto fiscal' de las empresas de Correa, para, entre otros, Luis Bárcenas, Jesús Merino y Jesús Sepúlveda.

La entidad Spinaker fue empleada por los anteriores imputados para ocultar la participación de sus socios en la sociedad Rialgreen S. L., la cual tenía como actividad económica principal la gestión de la organización de las campañas del PP. Asimismo, las 'mordidas' obtenidas por los contratos obtenidos por el grupo Ros Roca gracias a la mediación de la red 'Gürtel' se repartían entre los socios.

«P.A.C no es Cascos»

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, "los fondos públicos recibidos para la financiación de la campaña y que se destinan a pagar los gastos electorales que realiza la formación política (...) revierten en los responsables políticos del PP encargados del control de los ingresos y gastos, distrayendo estos recursos de forma indirecta para su lucro personal, a través de una facturación ficticia con empresas de Luis de Miguel".

Así, la fiscal le ha preguntado a Correa sobre las siglas con pagos aparecidas en las notas de la 'caja B' de sus empresas. "LB, Luis Bárcenas; JM, Jesús Merino, JS, Jesús Sepúlveda y PAC...no sé", ha dicho el acusado confeso. "¿Entonces quién es PAC?", le requirió la fiscal Sabadel. "PAC no es Paco Cascos (Francisco Álvarez-Cascos), pero podría ser Pablo Crespo", ha asegurado.

Sobre las comisiones del 2-3% que se llevaban y las adjudicaciones públicas, Correa ha revelado que "intentaba gestionarlo con Luis Bárcenas, y si salía adjudicataria nos daban comisión. Son grandes compañías como OHL, ACS, Dragados para contratos en los ministerios de Fomento y Medio Ambiente", que entonces dirigían Álvarez-Cascos y el expresidente de Baleares Jaume Matas.