Las Provincias

Pedro Sánchez: «Ha sido un orgullo y un honor»

vídeo

Pedro Sánchez abandona Ferraz tras su dimisión. / Afp

  • El hasta ahora líder de los socialistas promete "apoyo leal" a la gestora del PSOE

Pedro Sánchez ha querido explicar su dimisión como secretario general del PSOE tras más de diez horas de Comité Federal. El hasta ahora líder de los socialistas se marcha dando las gracias, mostrando su "orgullo" de pertenecer al partido y prometiendo su "apoyo leal" a la gestora que surja en el partido.

Sánchez ha comparecido ante la prensa en la sede de Ferraz tras anunciar su dimisión del cargo en el Comité Federal de su partido, que ha tumbado su propuesta para que se celebrara un congreso exprés.

Ha aprovechado para hacer un llamamiento a la militancia del PSOE, a los "socialistas de corazón, con o sin carné", para que "hoy más que nunca" estén orgullosos de militar en el partido.

"Hoy se ha producido", ha explicado Sánchez, "una votación sobre la petición de la Ejecutiva de celebrar un congreso extraordinario con primarias el 23 de octubre para la secretaría general: había que dirimir el liderazgo de la organización y la posición del PSOE en la investidura para intentar formar un gobierno alternativo".

"Siempre he creído que el PSOE tenía que dar una alternativa, desgraciadamente en la pasada legislatura no fue posible. El congreso era para dirimir esas dos cuestiones. Y sigo creyendo que debe ser la militancia quien decida esas cuestiones, tiempo hay. Para mí ha sido un orgullo, y presento mi dimisión. Ha sido un honor. Espero todo el acierto del mundo. Y agradeceros en nombre de la ejecutiva el trabajo que habéis realizado. Esta ejecutiva servirá de manera leal. Es un orgullo ser militante del PSOE", ha concluido.

La que sigue es la declaración íntegra del ya ex secretario general:

"Buenas noches. Lo primero, me gustaría agradecer a los medios que estáis no desde de hoy sino desde hace ya unos días apostados en la Calle Ferraz siguiendo, como es habitual y como es lógico, la situación que ha atravesado tan intensa y tan crítica el Partido Socialista a lo largo de estas últimas semanas y singularmente desde la dimisión de 17 compañeros de la Ejecutiva Federal.

En primer lugar, agradecimiento a los medios. Sois unos extraordinarios profesionales y en esta última comparecencia, como secretario general, sí que me gustaría despedirme de vosotros con un gracias. Ha habido crónicas siempre imparciales, independientes, críticas en algunos momentos, en otros no, habéis cumplido con vuestro trabajo, con vuestra profesionalidad y ha sido un placer coincidir con vosotros en mi condición de secretario general.

En segundo lugar, como sabéis, imagino que ya lo habrán trasladado los compañeros del PSOE, hoy se ha producido, finalmente, después de un día muy intenso, de mucho debate y acaloramiento pero esto es una organización política democrática que ha vivido un debate muy intenso, ha desembocado en una votación del segundo punto del orden del día al que habíamos sido convocados que era la petición de la Comisión Ejecutiva Federal de convocar un congreso extraordinario para el 23 de octubre para que la militancia pudiera votar a su nuevo secretario general o nueva secretaria general.

La razón por la cual propuse esto al Comité Federal que celebrado hoy era bien clara.

Hay dos cuestiones que se tenían que dirimir dentro de nuestra organización: en primer lugar, el liderazgo, que había sido puesto en cuestión, como consecuencia de la dimisión de los 17 compañeros y compañeras; y en segundo lugar, entendía también como consecuencia del debate que ha habido y las discrepancias y voces que ha habido por parte de dirigentes significados de la organización, en relación con el posicionamiento del Partido Socialista en la investidura, pensaba que la voz tenía que ser dada a los militantes para que, entre todos, decidiéramos cuál era la posición que debíamos asumir de cara a esa investidura.

Y que, en consecuencia, quien administrara esa decisión fuera la Ejecutiva Federal que surgiera de esa Congreso.

Bien, esta era la propuesta, ese era el significado político. Como saben ustedes, lo que yo he defendido como Secretario General y lo que ha defendido la Comisión Ejecutiva Federal en funciones fue, precisamente, celebrar el Congreso, votar No a Mariano Rajoy y sostener ese No a Rajoy en el proceso de investidura e intentar formar un gobierno alternativo.

Desgraciadamente, el resultado de la votación ha sido adverso a la propuesta que ha hecho la Comisión Ejecutiva Federal y, en consecuencia, como avisé y advertí ayer, si no prosperaba mi propuesta, la petición de la CEF, lógicamente yo no podía administrar una decisión que yo no compartía.

Dije ayer y subrayo hoy que mis padres me enseñaron que lo más importante es mantener la palabra. Esa es mi palabra, la di a todos los militantes, la di ante el Comité Federal también en cuanto a la posición que tenía que mantener el Partido en el proceso de investidura de Rajoy.

Y también lo he hecho con firmes convicciones. Desgraciadamente no han salido vencedoras de esta votación y, por tanto, he anunciado al Comité federal la dimisión de la Comisión Ejecutiva Federal y también de mi persona como secretario general.

Hasta aquí lo que ha ocurrido, lo que ha acontecido. A partir de hoy, qué decir. En primer lugar, hacer un llamamiento a la militancia del Partido Socialista, a los afiliados, a los socialistas con o sin carnet pero que comparten los valores de esta organización centenaria, para decirles que hoy más que nunca está justificado, hay que estar orgulloso de militar en el PSOE.

Así me he despedido yo del Comité Federal, diciendo que para mí es un orgullo ser militante del Partido Socialista y, en consecuencia, la Comisión Gestora que surja en las próximas horas del debate que legítimamente están teniendo en el Comité Federal contará con mi apoyo leal, con el apoyo que siempre he pedio y que afortunadamente he tenido en muchísimas ocasiones de mi organización en estos dos años tan intensos de la vida política española.

Sin más, muchísimas gracias de corazón. Gracias por vuestra atención, por vuestro trabajo y es todo cuanto tengo que deciros.