Las Provincias

Campaña 'tuitera' en defensa de Fernández Vara

Guillermo Fernández Vara, el pasado agosto junto a Pedro Sánchez.
Guillermo Fernández Vara, el pasado agosto junto a Pedro Sánchez. / Efe
  • Susana Díaz, Alfredo Pérez Rubalcaba o Eduardo Madina son algunos de los 'pesos pesados' socialistas que han mostrado su apoyo al presidente extremeño al que consideran atacado por Ferraz

La guerra interna que vive desde hace meses el PSOE ha dejado una nueva batalla con el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, como protagonista. El barón extremeño se pronunció hace dos días a favor de dejar gobernar a la lista más votada y aseguró que "la lealtad no es siempre tocar las palmas al líder". Unas palabras que no cayeron nada bien en Ferraz y que provocaron una cascada de mensajes tuiteros cargando contra su persona.

Una circunstancia que han aprovechado algunos de los 'pesos pesados' del partido para abrir la caja de los truenos y salir en defensa de su compañero. Así, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha roto hoy su silencio de semanas poniendo voz a los críticos y a las críticas que se escuchaban hasta ahora sólo en privado.

Poco después, el que fuera rival de Sánchez en las primarias, Eduardo Madina retuiteaba el mensaje de la lideresa andaluza y se sumaba públicamente a la campaña pro-Vara.

Tras él, la exdiputada socialista Carme Chacón, también situada en el sector crítico con Sánchez, repetía la acción, al igual que la eurodiputada Elena Valenciano.

Otros cargos públicos que mostraron su afecto a Vara fueron Nino Torre, líder de las Juventudes y muy próximo al presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, el edil madrileño Antonio Miguel Carmona.

Rubalcaba, crítico con los insultos

También el exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba ha salido en defensa de Fernández Vara a través de un mensaje en Facebook. "Ha dado su opinión sobre lo que cree que tiene que hacer el PSOE ante la difícil situación política por la que atraviesa España. Lo ha hecho como hace él las cosas: con sinceridad, razonando por qué cree que es mejor hacer una cosa que otra, sin esconder las dificultades enormes que una opción como la que él defiende tiene para nuestro partido. Se puede estar o no de acuerdo con lo que dice, se puede discrepar públicamente con él, faltaría más. Lo que no se puede ni debe hacer es insultarle, faltarle al respeto, atribuirle oscuras intenciones, incluso desmedidas ambiciones".

Rubalcaba considera que es "lamentable" que sean "compañeros del PSOE, atribuyéndose incluso la representatividad" del partido quienes lancen los ataques contra el dirigente extremeño. "Que lo hagan nuestros adversarios políticos me parece mal; que lo hagan compañeros es lamentable".

Aunque Vara no se ha pronunciado al respecto, desde la cuenta oficial del PSOE extremeño se están retuiteando todos los mensajes de apoyo a su secretario general. Ningún miembro de la actual dirección de Ferraz ha salido a darse por aludido ante el a