Las Provincias

El PSPV da perfil bajo a su reunión con Acció Cultural en plena precampaña

Alfons Esteve y Carmelina Pla, ayer. :: lp
Alfons Esteve y Carmelina Pla, ayer. :: lp
  • Blanquerías envía a la responsable de Política Lingüística a una cita incómoda para los socialistas valencianos

valencia. Igual que Mariano Rajoy no se sentiría cómodo en una cena para dos con Esperanza Aguirre, o de la misma forma que Pedro Sánchez prefiriría quedarse en casa antes que acudir a un mitin de Susana Díaz, para el candidato del PSPV a la presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, hay algunas citas que no son cómodas. ¿Que no se pueden eludir? Es posible. Pero que, celebradas en plena campaña electoral, pueden terminar generando una polémica innecesaria -uno de esos charcos en los que el PSPV se siente tan a gusto y a los que el PP valenciano ha comenzado a aficionarse-.

¿Qué resulta tan incómodo para los socialistas valencianos? Abrir el debate sobre los símbolos. De la misma manera que el PPCV se encuentra a gusto con su ley de Señas de Identidad, el socialismo valenciano es consciente que cualquier discusión en ese ámbito genera más inconvenientes que otra cosa. El PSPV no tiene nada que ganar en esa discusión, de manera que procura orillarla.

Pero darle la espalda podría ser contraproducente. De manera que toca optar por ese término medio que supone ir, pero poco. La responsable de Política Lingüística de la ejecutiva socialista, Carmelina Pla, se reunió con el miembro del Instituto de Política Lingüística de Acció Cultural del País Valencia (ACPV), Alfons Esteve. La cita, de la que ayer informó Blanquerías, sirvió para intercambiar opiniones y propuestas ante las próximas elecciones. Los socialistas «han enmarcado esta reunión en la ronda que están manteniendo con colectivos sociales, económicos y culturales de la Comunitat Valenciana para la preparación del programa electoral» para los comicios del 24-M.

Carmelina Pla es miembro de la dirección nacional del PSPV. Pero ocupa un retrasadísimo puesto 25 en la candidatura por la circunscripción de Valencia -un puesto de relleno, en terminología de Blanquerías-. Su reunión con un representante de ACPV, como la que han mantenido representantes y candidatos de otras formaciones progresistas, no supone desgaste alguno para el secretario general de los socialistas valencianos. Pla es sobrina del que fuera líder de los socialistas valencianos, Ignasi Pla.

La cita con ACPV es siempre un incordio para Blanquerías. Los socialistas valencianos prefieren no hacer bandera de un debate, el de los símbolos, en el que la posición de la entidad que fundó Eliseu Climent, defensora de los denominados països catalans, siempre resulta 'excesiva' para los socialistas de la Comunitat.