Las Provincias
Filetes de panga.
Filetes de panga.

Merluza, rosada o lenguado como alternativa al panga

  • alimentación infantil

  • Los pediatras aconsejan comer pescado blanco tres veces por semana y azul solo una vez y en raciones menores de 50 gramos

¿Daría de cenar a sus hijos panga? Un no rotundo sale de la boca del pescadero de una cadena gallega de supermercados. "Jamás llevaría panga a mi mesa. Además, ahora sería imposible. En el pedido no incluyo este pescado, porque no se vende. Solo ofrecemos filetes congelados (4,95 euros el kilo)".

La supuesta peligrosidad de este pez ha llevado a más de 2.000 colegios de toda España a retirarlo de sus menús y cadenas de alimentación como Carrefour han anunciado que han dejado de comprarlo "de forma preventiva" desde principios de este mes. La compañía, igual que las asociaciones de madres y padres (Ceapa), tiene serias dudas sobre los controles existentes en las granjas donde se cultiva, la mayoría en piscifactoría del río Mekong, en Vietnam, un país que produjo 1,5 toneladas de panga en 2014. Ese año, el mercado español recibió algo más de 33.500 toneladas de este pez, convirtiéndose en el país de la Unión Europea que más panga importaba. Los datos no han hecho más que bajar, hasta las 25.358 toneladas en 2015. ¿A qué se debe esta caída en el consumo de panga?

Hay una creencia generalizada de que el panga puede acumular más metales tóxicos o pesticidas que otros pescados, pero "ningún alimento que contenga pesticidas u otros productos que pudieran poner en riesgo la salud de los ciudadanos puede comercializarse", asegura José Manuel Moreno Villares, coordinador del comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría. La AEP acaba de pronunciarse sobre el tema y dar a conocer sus peces favoritos para los paladares infantiles. Se decantan por la merluza y el lenguado, aunque aseguran que el consumo de panga "es seguro".

La rosada: carne tersa y sabrosa

"Yo, si lo que quiere es pescado para niños, recomiendo la rosada, un pescado blanco que además de no tener espinas tiene una carne tersa y sabrosa", dice el pescadero. "Es algo más caro que el panga, pero la calidad no es comparable". Este pez, simbiosis entre el congrio y el abadejo, es capturado en las aguas de Namibia, Argentina y Chile y puede alcanzar los 4 kilos de peso y un metro de longitud. A la plancha, rebozado o en hamburguesas (mira esta receta) es ideal para los niños.

La AEP recuerda que el consumo de pescado blanco durante toda la edad pediátrica debe tener una periodicidad de tres a cuatro veces por semana, mientras que el de pescados azules, como sardinas, salmón o atún, debe consumirse una vez a la semana, con raciones de menos de 50 gramos, en niños mayores de 3 años.

Pero, si hay una directriz a seguir,a pesar de la alarma social, esa es la de La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad. Desde esta entidad reiteran que la calidad sanitaria del panga, así como el resto de pescados importados a España, está asegurada. En su web, la Aecosan especifica que la calidad no solo está garantizada por control oficial en frontera, sino también por el de las comunidades autónomas que, a través de sus consejerías de Sanidad, pueden realizar controles cuando el pescado ya está en los canales de comercialización.

No obstante, hay opiniones para todos los gustos y desde la Asociación Empresarial de Acuicultura de España no dudaron en destacar que, aunque el panga no supone "ningún riesgo para la salud", es "una porquería". La panga, afirma su el gerente Javier Ojeda, se cría "en malas condiciones", sin "ningún tipo de control" y con un medio ambiente que rodea las granjas que "se está degradando a pasos agigantados". "Nada que ver con las medidas que se toman en España y en Europa, que favorecen que el entorno de las granjas quede intacto".

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) asegura que el panga tiene un valor nutricional "muy pobre", mucho más bajo que el de otros pescados blancos, pero también niega que sea perjudicial para la salud o que haya un posible riesgo de toxicidad por su consumo.

Más allá va el experto de la Federación Española de la Nutrición, José Manuel Ávila, que subraya que "no hay riesgos higiénicos sanitarios" pero que en la defensa de una dieta "variada, equilibrada, moderada, sociable y sostenible" su apuesta es por consumir pescados "de proximidad y de temporada". "No pasa nada por comer panga", recalca, pero tiene alternativas para elegir en el mercado como las especies de pescado azul que "son los más saludables" o por pescados blancos de más proximidad como "la merluza, el gallo o los lenguados".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate