Medusas luminiscentes en el litoral de Dénia

Los bancos de medusas se acercaron a la orilla de las playas de Dénia como en la Punta Negra, en Les Rotes. / Tino Calvo
Los bancos de medusas se acercaron a la orilla de las playas de Dénia como en la Punta Negra, en Les Rotes. / Tino Calvo

La pelagia noctiluca es muy urticante por lo que el concejal de Medio Ambiente recomienda no acercarse a ellas, aunque estén muertas

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Las aguas de algunas playas de Dénia presentaron este jueves una estampa particular, con diversos puntos teñidos de un color violáceo. Las corrientes marinas arrastraron a la costa bancos de varios tipos de medusa, sobre todo de la especie luminiscente o Pelagia noctiluca. Esta variedad es muy urticante y la segunda en importancia en el Mediterráneo.

Las personas que se acercaron a la zona de Les Rotes tuvieron la oportunidad de divisarlas de cerca ya que se acercaron hasta la orilla. Según los expertos, en el mar hay cantidades ingentes de estas medusas a cierta profundidad y allí permanecen hasta que por alguna circunstancia se rompe la termoclina, la línea imaginaria que separa dos masas de agua de temperatura diferente. Es entonces cuando suben a la superficie y las corrientes y los vientos las hacen desplazarse, en esta ocasión hacia el litoral dianense.

Pero la Pelagia noctiluca no fue la única especie que se dejó ver por esta zona. También se acercaron ejemplares de Aequorea foskalea, otra variedad típica del Mediterráneo, pero que no pica y no causa la misma reacción que la medusa luminiscente.

Quienes pudieron contemplarlas desde muy cerca fueron Carlos Da Rocha y Eric Bohlert, guías que dirigían una excursión en kayak de ingleses y suizos a la Cova Tallada. Según comentaron, a las once de la mañana partieron desde la Punta Negra y en su camino, a cien metros de la costa, se encontraron «miles de medusas» de varios tipos, le pareció distinguir hasta cuatro diferentes. Los tentáculos de algunas incluso se engancharon a sus remos.

El concejal de Medio Ambiente de Dénia, Josep Crespo, explicó que durante las tareas de vigilancia del litoral, el miércoles por la tarde no se detectó nada y que aparecieron los bancos ayer por la mañana. El edil subrayó que se trata de especies típicas de las aguas mediterráneas y que todos los veranos se suelen acercar a las costas de Dénia.

De hecho, Crespo remarcó que en primavera del año pasado aparecieron en aguas dianenses, pero que ya no se dejaron ver durante la temporada estival. Por ese motivo, el responsable del Medio Ambiente hizo hincapié en que su presencia ahora en mayo no implica que este fenómeno se repita en los meses de verano.

Asimismo, el edil recomendó a los que se acerquen a la playa y vean estos celentéreos urticantes que no los toquen, ni siquiera aunque los ejemplares que encuentren estén muertos ya que aún así sufrirían sus consecuencias.

A finales de abril del pasado año el temporal y las corrientes ya provocaron que las costas de Xàbia y Dénia se llenasen de medusas. En el caso de la capital de la Marina Alta se detectaron unos pocos ejemplares sobre la arena de Punta Molins y una embarcación se encontró en Les Rotes con un banco de estos invertebrados.

Por lo que se refiere a Xàbia, la playa del Arenal se tiñó de violeta por la abundancia de Pelagia noctiluca. El departamento de Servicios de la localidad se encargó de eliminar de forma manual, con rastrillos, estos invertebrados.

Fotos

Vídeos