Las Provincias

Renzi dimite tras reconocer su derrota en el referéndum

vídeo

El primer ministro italiano, Matteo Renzi. / Efe | Vídeo: Atlas

  • «He perdido, y en la política italiana nunca pierde nadie; lo digo en voz alta y con un nudo en la garganta», explicó el primer ministro

  • El 'no' ganó en la votación por el 59,11% y el 'si' se quedó, por tanto, en el 40,89%

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha renunciado a su cargo tras reconocer haber perdido en el referéndum sobre la reforma de la Constitución. «He perdido, y en la política italiana nunca pierde nadie. Lo digo en voz alta y con un nudo en la garganta. Hice todo lo que pude», declaró en la medianoche del domingo al lunes. "Asumo la total responsabilidad. El resultado del referéndum está totalmente claro. La victoria del 'No' ha sido extraordinaria. Ahora, sus partidarios deben hacer una propuesta clara", señaló.

El rechazo a la reforma constitucional de Renzi alcanzó el 59,11%, mientras que el 'sí', por tanto, quedó en el 40,89%, según los datos definitivos comunicados hoy por el Ministerio del Interior Los resultados definitivos incluyendo el voto de los extranjeros mostraron que 13.432.208 italianos votaron a favor de la reforma constitucional, mientras que 19.419.507 votaron en contra. Mientras que la mayoría de los italianos que han votado en el extranjero se han expresado a favor de Renzi y su reforma pues el 'si' consiguió un 64,70% de los consensos, con 722.672 votos, mientras que el 'no'" quedó en un 35,30%, con 394.253 votos.

La renuncia de Renzi, de 41 años, en el poder desde el 2014, abre una crisis política en Italia y podría desestabilizar a la tercera economía de la Unión Europea.

Un alto porcentaje de los 50 millones de italianos, 65,5% de los llamados a las urnas, se pronunció sobre la reforma constitucional promovida por Renzi, quien vinculó su carrera política a una victoria del sí. Para este referéndum además no era necesaria una participación mínima, como ha ocurrido en otras ocasiones, por lo que el resultado será vinculante.

Renzi dimite tras reconocer su derrota en el referéndum

La votación se convirtió en un plebiscito sobre Renzi quien decidió someter a referéndum los cambios que propone de la Constitución de 1948, entre ellos una drástica reducción de los poderes del Senado con el fin de facilitar la gobernabilidad y acelerar el proceso legislativo.

Renzi proponía el fin del actual sistema parlamentario, el llamado "bicameralismo perfecto", que otorga el mismo poder a la Cámara de Diputados y al Senado, y la reducción del número de senadores, de 300 a unos 100, convirtiendo esa cámara en una suerte de Cámara territorial. La mayoría de la clase política, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha, e incluso críticos de la propia formación de Renzi, el Partido Democrático (PD), se opusieron a la reforma que, según ellos, otorgaba demasiado poder al jefe de gobierno.

El primer ministro, que no perdió ocasión para defender la reforma en todos los medios de comunicación posibles, la consideraba un "paso histórico" para modernizar Italia. La campaña sobre la reforma encendió los ánimos y dividió el país e inclusive a las familias entre los que votaron sí y aquellos que optaron por el no.

Reforzado por la ola populista que terminó con la victoria del 'Brexit' en el Reino Unido y de Donald Trump en Estados Unidos, el líder de la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas, el cómico Beppe Grillo, se convirtió en el portavoz de quienes se oponen a la reforma, y en el rival directo de Renzi. Fiel a su lenguaje crudo, llegó a tildar a Renzi de "cerda herida" y tras pedir a los italianos que votaran "con las tripas", ha pedido elecciones anticipadas tras la victoria del no.

Muchos votantes rechazaron el método con el que Renzi quería reformar la Carta Magna, un texto que muchos consideran sagrado, redactado en 1948 tras la Segunda Guerra Mundial y los veinte años de gobierno fascista, y que tuvo como objetivo evitar el surgimiento de otro dictador como Benito Mussolini.