Paterna conectará Valterna y Mas del Rosari con una pasarela peatonal y ciclista en 2019

Vista desde Valterna de parte de las áreas residenciales que se unirán con la construcción de una pasarela sobre la CV-35. / j. morales

La infraestructura, que podrán utilizar más de 12.000 vecinos, salvará la CV-35 y tendrá un coste superior a los 600.000 euros

MARINA COSTA PATERNA.

Tres grandes barrios de Paterna tendrán, a finales de 2019, una conexión ciclista y peatonal que podrán utilizar más de 12.000 vecinos. Esta infraestructura, que tendrá un coste de 612.000 euros, consiste en una pasarela peatonal y ciclista que cruzará la CV-35 para conectar físicamente los barrios de Lloma Llarga-Valterna y Mas del Rosari-la Coma, tres grandes núcleos poblacionales separados físicamente por dicha infraestructura viaria. La actuación permitirá que los vecinos puedan pasar de un lado a otro de la carretera sin tener que utilizar necesariamente un coche para poder desplazarse.

El proyecto, que será cofinanciado al 50% con los fondos europeos Feder en el plan operativo de crecimiento sostenible del periodo 2014-2020, incorporará además la instalación de alumbrado público de la pasarela y su conexión a la red municipal más próxima para que pueda ponerse en marcha nada más concluir la construcción.

El presupuesto de ejecución material asciende a 425.500 euros, lo que supondrá un presupuesto de licitación de 612.000 euros, según explicaron ayer fuentes municipales. Para ello, el Ayuntamiento ha preparado un pliego de condiciones para la redacción del proyecto técnico necesario para iniciar la contratación y ejecución de la obra que arrancará, en primera instancia, con un estudio geotécnico y topográfico de la zona.

Con esta actuación Paterna mejorará en los próximos dos años dos conexiones importantes, la que afecta a estos tres núcleos urbanos, en materia peatonal y ciclista, y la relativa a la conexión del puente de Mas del Rosari-La Coma, sobre la carretera CV-31, con el Campus Universitario de Burjassot, enlace cerrado y sin uso cuya apertura llevan esperando, desde hace varias décadas, más de 6.000 vecinos.

Finalmente, el Ayuntamiento de Paterna ha decidido asumir subsidiariamente la adecuación del puente para poder abrirlo, en principio, a principios de 2018.

El Consistorio ha apurado «el plazo dado a la Universidad para acometer las obras de adecuación y abrirlo a la circulación pero no ha habido respuesta. De ahí que, finalmente, se haya decidido intervenir», destacaron recientemente fuentes del Consistorio. El concejal de Urbanismo, Carles Martí, ya explicó a comienzos de verano que el Consistorio ejecutará la adecuación del puente, para abrirlo y repercutir el coste de los trabajos, que ascienden a unos 120.000 euros, aproximadamente.

Conexión al núcleo urbano

Por su parte, desde la Asociación de Vecinos de Lloma Llarga-Valterna, señalaron ayer que el proyecto de la pasarela peatonal y ciclista «en principio, no aporta demasiado al barrio si no se acomete la esperada conexión entre Valterna y Paterna, que es la que verdaderamente llevamos los vecinos reclamando desde hace mucho tiempo», explicó ayer el presidente de la entidad, Jaime Morales.

El barrio de Valterna ha crecido de manera exponencial y en él residen más de 10.000 vecinos. «Un 25% del crecimiento ha sido en población infantil, de ahí la necesidad de reforzar servicios fundamentales y prioritarios como el de pediatría, pues sólo disponemos de un facultativo, o la construcción de un instituto, opciones que sí dispone, por ejemplo, el barrio de Mas del Rosari».

Para los vecinos es fundamental que se efectúe «la conexión con el núcleo urbano de Paterna pues es lo que verdaderamente permitiría aprovechar el coste de esta otra intervención planteada desde el Plan Actúa. De hecho, en el barrio no hay carriles bici y los accesos son todavía muy deficientes».

Fotos

Vídeos