La Ofrenda a la Virgen inunda de emoción Valencia

Rocío Gil, fallera mayor de Valencia, cierra la Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados./Fili Navarrete | FMG Valencia
Rocío Gil, fallera mayor de Valencia, cierra la Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados. / Fili Navarrete | FMG Valencia

Los retrasos en el desfile superan los 30 minutos frente al horario previsto por los asistentes que cruzan por el recorrido

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

«Hemos venido a darle las gracias a la Virgen por esta cosita que tenemos. Cuando estaba embarazada le pedimos que saliera todo bien y le prometimos un ramo de flores. Y hoy era el día para cumplir esa promesa». Sonia Perales, de la falla Santiago Rusiñol y acompañada de su marido José y su hija Alba, fue una de los miles de participantes del segundo día de la Ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados, una jornada en el que el manto de la Mare de Déu adoptó su forma definitiva, inspirada en el espolín exclusivo de la fallera mayor de Valencia, Rocío Gil, quien puso el broche al desfile. La emoción embargó a Sonia al llegar a los pies de la Virgen. Para su marido comenzó en la calle de la Paz. «Se hace corto, porque ves a la gente y te recuerda al último tramo del maratón, que te lleva el público», apuntó.

Y no es para menos, es la día que buena parte del colectivo fallera espera con más ilusión, un paréntesis en el que las algarabía de las fiestas falleras se torna en devoción por la patrona de los valencianos; una emoción que cristalizaba los ojos de los participantes al pisar la plaza y mientras hacían su ofrenda a los pies de la Virgen.

Para Rocío Montes también fue muy emotivo. «Me he acordado de mi padre, que ya no está», indicó en el momento de entregar su ramo. Es la primera Ofrenda de esta vecina natural de Teruel. «Hace ocho años que vine a vivir aquí y, viendo lo emotivo que es, me quedaba la espinita de no poder participar». Hasta este año que, con la comisión San Juan Bosco-Duque de Mandas, y acompañada de su amiga Rebeca, ha podido disfrutar de esta experiencia «que recomiendo a todo el mundo».

Más noticias de la Ofrenda 2018

Para María Pilar Orts, de Marqués de Montortal-José Esteve, la Ofrenda de ayer cerró un círculo. «Hace dos años pasé como fallera mayor de mi comisión, lo que es un orgullo y lo máximo como fallera, indescriptible. El año pasada estaba embarazada, por lo que no podía parar de llorar, y este año he participado con mi hija Alejandra, de 8 meses, que también ha sido increíble», describió emocionada y acompañada de José y Pilar, los orgullosos abuelos. «Ha sido una ilusión que se ha cumplido y le hemos dado gracias a la Virgen», describieron.

Virginia Tejas también acudió acompañada de toda su familia: su marido Pedro y sus tres hijos, Virginia, de cinco años, Peter, de dos, y el pequeño Bruno, de sólo dos meses. «Desde que me casé, salimos todos los años, aunque esta vez le he tenido que dar el biberón en mitad del recorrido». Al igual que en las ediciones anteriores, salud fue el deseo trasladado a la Mare de Déu «y se está cumpliendo», destacó con una amplia sonrisa. Por su parte, Andrés Muñoz, de la falla Lo Rat Penat, destacó que al pasar frente la Geperudeta, la petición fue que «cuide de los nuestros, y que el proyecto de falla no se quede en los 55 años que hemos cumplido, sino que sea por lo menos el doble».

LAS CIFRAS

24.005
participantes, entre falleros y músicos, pasaron ayer por la plaza hasta las 19.50 horas.
12.670
ramos y 46 canastas entregaron a los vestidores de la Virgen.
30
minutos de retraso sobre la hora prevista llegó a acumular el desfile sobre las seis de la tarde.

Esta ilusión se materializó en las cifras, puesto que unos 100.000 falleros pasaron entre el sábado y ayer por la plaza para que, con sus ramos, los vestidores de la Virgen confeccionaran su manto. También en los retrasos que acumulaban los participantes con respecto al horario previsto y que, a media tarde, ya rondaban la media hora. Fuentes de la delegación de festejos de Junta Central Fallera, relacionaron estos atrasos, prácticamente el doble de los que se vinieron registrando el sábado, por la gran afluencia de público que cruzaba por mitad del recorrido previsto, y esto hacía que las comisiones falleras tuvieran que ralentizar el plazo, situación que esperaban que se redujera conforme se acercara la noche. Aún así destacaron «el gran trabajo» desarrollado por los agentes de la Policía Local en el control y organización del público. Hasta las 19.50 horas (última cifra disponible al cierre de esta edición), habían pasado por la plaza 24.005 participantes, entre falleros y músicos, de 78 comisiones distintas, que habían entregado 12.670 ramos y 46 canastas.

Más noticias de la Ofrenda de las Fallas 2018

Las imágenes del primer día de Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados en las Fallas 2018

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos