Latorre y Sanz plantarán la falla grande municipal con los valencianos PichiAvo

Latorrez y Sanz con PichiAvo./LP
Latorrez y Sanz con PichiAvo. / LP

Una de sus últimas obras la han hecho en la Ciutat de l'Artista Faller

Lola Soriano
LOLA SORIANO

No ha habido sorpresas. La falla grande municipal de 2019 llevará de nuevo la firma de Pepe Latorre y Gabriel Sanz. Los artistas regresaron a la plaza del Ayuntamiento estas Fallas con el diseñador santanderino Okuda San Miguel -tras haber plantado ya en 2008- y ahora repiten experiencia pero con una nueva alianza: PichiAvo.

Si bien el pasado ejercicio hubo artistas y falleros que pusieron un 'pero' al hecho de que el diseñador no fuera valenciano, esta vez se ha apostado por artistas de la terreta Juan Atonio Sánchez (Pichi) y Álvaro Hernández (Avo). En la defensa ayer del proyecto no pudieron estar, por encontrarse en un festival de arte en Glasgow, pero conectaron con el jurado por videoconferencia. Estos artistas ya eran del agrado del Consistorio, ya que se les encargó un mural en las naves de la Ciudad Fallera, pero ayer, se ganaron la confianza de los evaluadores.

«No veíamos ni oíamos bien durante la conexión, pero hemos explicado el proyecto y les ha gustado. Será un mural en 3D lleno de color. Nunca se ha hecho algo así en fallas», según PichiAvo.

El boceto y la temática no se presentará hasta dentro de un mes, pero se combinarán las figuras clásicas filosóficas y mitológicas con el arte contemporáneo. Es posible que la interactividad tenga algo que ver con las redes y el mundo digital.

Latorre y Sanz explicaron que «además de llevar nuestro sello y el de PichiAvo tendrá la añadidura de la sátira, habrá humor». Reconocieron que «había contrincantes muy interesantes, sobre todo el diseño de Jaime Hayón». Y es que los ganadores se tuvieron que medir con Santaeulalia Tematizaciones junto con el diseñador español más internacional, Jaime Hayón. «Es un concurso. Los dos serían buenos proyectos, pero será otro año», dijo Alejandro Santaeulalia.

La tercera propuesta la capitaneaba José Vicente Vendrell, artista fallero desde 1974 que trabajó para Azpeitia y para los hermanos Ferrer -colaboró en el Guerrer de Moixent de la plaza del Ayuntamiento-. En el equipo también estaba Vicente Julián García, joven que está terminando el ciclo de artista fallero, licenciado en moda y escaparatista y dos artistas plásticos, Eusebio Rodríguez y José Ignacio Beiner. Los dos últimos son refugiados y el proyecto hablaba de esta temática.

Este equipo se presentó también el martes a la falla municipal infantil. Formaban parte de la tercera candidatura que todavía no se conocía. Aseguran que no lo habían avanzado porque querían esperarse a presentarlo, pero que el martes ya les hubiera gustado que el Consistorio lo hubiera comunicado, por ser un concurso público. Desde el Ayuntamiento indicaron que la decisión de decirlo o no era de los propios artistas y que respetaban su voluntad.

El jurado tuvo mayoría de mujeres, con Salvia Ferrer, directora del Festival Intramurs; Verónica Palomares, licenciada en Historia y restauradora y Susana Vilaplana, adjunta de dirección del Consorcio de Museos. Completaba el jurado el artista y licenciado en Bellas Artes José Luis Ceballos y el expresidente de Convento, Santiago Ballester.

El concejal popular Félix Crespo aseguró que «se confirma que el nuevo modelo ha sido un fiasco. En 2017 se presentaron cuatro proyectos para la falla grande y cinco para la infantil. En 2018, dos par ala grande y ocho para la infantil. Es evidente la disminución gradual con el sistema impuesto por Fuset».

Según Crespo, «no ha motivado a los artistas a pesar del aumento de presupuesto. Ya denunciamos el retraso de las bases y luego el maestro mayor del gremio y el secretario le han afeado la tardanza». Añadió que «la explicación in voce no permite valorar si se ajusta al presupuesto. Exigimos un concurso de bocetos».

Fotos

Vídeos