Las Provincias

El PNV avanza su 'no' a Rajoy pero no cierra la puerta a acuerdos puntuales

vídeo

Aitor Esteban y Mariano Rajoy. / Efe | Vídeo: EP

  • Aitor Esteban confirma que los nacionalistas vascos están “muy alejados” del PP tras cuatro años de “rodillo” y traslada al PSOE la responsabilidad de facilitar el Gobierno

  • Esquerra transmite al presidente que nunca respaldará a un Ejecutivo que no autorice el referéndum catalán

  • Los independentistas tienen la sensación de que Rajoy confía en la abstención de los socialistas y aseguran que el líder del PP prevé habilitar agosto para aprobar el techo de gasto

No habrá grupo de trabajo ni próximo encuentro. Al menos por ahora. El PNV ha trasladado a Mariano Rajoy en la Moncloa que los nacionalistas vascos votarán no a su investidura. “Estamos muy alejados de las posturas del PP”, ha resumido el portavoz parlamentario Aitor Esteban.

El rechazo de la formación, que este otoño se enfrenta a elecciones en el País Vasco, se debe, según Esteban, a la actitud de los populares durante los últimos cuatro años de legislatura. “Hemos sufrido el rodillo del Gobierno”, recuerda el representante del PNV, que denuncia además que las relaciones entre el Ejecutivo y el lehendakari, Íñigo Urkullu, han sido “distantes” y que el Gabinete de Rajoy ha batido “récord de recursos” judiciales contra proyectos del Gobierno autonómico.

En este escenario, los nacionalistas no están dispuestos a negociar el voto de sus cinco diputados en la investidura a cambio de compensaciones presupuestarias o cesiones de competencias. “Esto ya no puede funcionar así”, ha insistido Esteban. El Estatuto de Gernika debe cumplirse, a su entender, sin necesidad de contrapartidas.

Lo que no descarta es poder llegar a acuerdos durante la legislatura con un Gobierno del PP, si los planes de Rajoy se cumplen. El PNV confía en un “cambio de actitud” que lleve a los populares a dialogar con los nacionalistas, algo que, subraya, no puede comprobarse en “dos días o dos meses”. Es decir, antes de que se constituya el Ejecutivo.

“Lo que he visto al presidente es muy decidido a intentar la investidura y, a partir de ahí, imagino que 137 escaños aprietan más que 186”, ha observado Esteban, que confía en que el Ejecutivo se preste en los próximos años a alcanzar consensos. Aun así, desconoce si la voluntad de Rajoy es la de apoyarse después en otras formaciones diferentes al PNV, como, por ejemplo, el PSOE.

En manos de los socialistas dejan los nacionalistas ahora la responsabilidad de facilitar un Gobierno. No entiende el portavoz parlamentario que los socialistas, una vez reconocido su lugar en la oposición, persistan en el “bloqueo” y confíen en que sean “otros” los que desatasquen la situación.

El optimismo de Rajoy

El presidente del Gobierno en funciones confía, desde luego, en que su investidura saldrá adelante. Así lo han percibido los representantes de Esquerra, que también han acudido esta mañana a la Moncloa en el marco de las conversaciones para constituir un Ejecutivo. Según el portavoz del partido en el Congreso, Joan Tardá, Rajoy ya avanza incluso que en agosto tendrá que haber actividad parlamentaria para aprobar el techo de gasto a partir del cual podrán elaborarse los Presupuestos Generales del Estado para 2017.

Lo que desconocen Tardá y su compañero de filas, Gabriel Rufián, es en que “se fundamenta” el líder de los populares para descartar una nueva convocatoria electoral, aunque tienen la “impresión” de que espera la abstención de los socialistas. Esquerra, por su parte, ha ratificado su postura contraria a un Gobierno del PP y su “absoluta lejanía” a los postulados de Rajoy. “El presidente no esperaba que le apoyáramos”, ha admitido.

Su formación tan sólo está dispuesta a respaldar un Ejecutivo, no sólo de izquierdas, sino que dé cobertura a las tesis independentistas de las instituciones catalanas. “Nunca vamos a investir un Gobierno que no autorice un referéndum a la escocesa”, ha insistido tras manifestar su intención de proclamar la república de Cataluña. “No somos fenicios con las cosas importantes”, ha zanjado. Además, cree que los diputados de Convergència comparten esta posición como “soldados no armados” que defienden su Ejecutivo y son “fieles” al Parlament.

Tampoco han abordado con Rajoy asuntos concretos sobre la agenda catalana. “El señor Rajoy ha hecho del señor Rajoy y ha dicho todo lo que se tenga que hacer ya se hará”, ha valorado Tardá, que intuye que para que los “políticos españoles” comprendan su reivindicación, “deberían volver a nacer”.

Del mismo modo, Esquerra no acudirá a ninguna audiencia con el Rey y denuncia que "el Borbón es tan altivo” que no pide disculpas por no recibir a la presidenta del Parlamento de Cataluña.

Antes de abandonar la Moncloa, los independentistas catalanes han dejado a Rajoy un ‘pendrive’ con las grabaciones del ministro del Interior y el jefe de la Oficina Antifraude en las que presuntamente buscaban casos de corrupción que imputar a Esquerra y Convergència. “Inadmisible”, ha sentenciado Tardá.